La dura realidad diaria

FacebookTwitterWhatsAppLinkedInPinterest

– ¡Oye! ¿Y esto no me lo podrías dejar más baratito? – Preguntó el señor del traje después de dar un sorbo a su humeante taza de café.  -¡A la mierda! – Exclamó, al más…

FacebookTwitterWhatsAppLinkedInPinterest

– ¡Oye! ¿Y esto no me lo podrías dejar más baratito? – Preguntó el señor del traje después de dar un sorbo a su humeante taza de café.

 -¡A la mierda! – Exclamó, al más puro estilo Don Fernando. Pero lo exclamó para sus adentros. Después, respiró dos veces e intentó salir del paso echando mano de la fantástica educación que le dieron sus padres. No están las cosas como para perder un cliente, o sí.

 No todos somos Mr. Bingo y tenemos una declaración de intenciones por escrito tan maravillosa para quien venga a pedirnos que le trabajemos sin cobrar ¿o sí? Nosotros somos muy Mr.Bingo y no nos sentamos a trabajar gratis ni para nosotros. Pero por si alguno todavía no se ha convertido en un talibán (¿utilizar la palabra talibán en un blog es motivo para que no te dejen subir en un avión con destino EE.UU?) y es una persona, demasiado, educada y no le gusta soltar tacos, te dejamos este vídeo para enviarlo y dedicarlo con mucho cariño a esa clase de gente a la que nunca le apetece pagar por lo que está pidiendo.

 Porque cuando lo que sucede en una profesión creativa (llámala diseño, llámala fotografía, llámala equis) se extrapola a otro tipo de trabajo o de negocio, se entiende mucho mejor y las cosas cuando no son, no son.

No trabajéis gratis, copón.

Suscríbete y no te pierdas nada


Recibe nuestra newsletter para estar al tanto de todo, todo y todo

Comenta por aquí

FacebookTwitterPinterestLinkedInWhatsApp

Cookies

Este blog emplea cookies de Google para prestar sus servicios y analizar el tráfico. Conocer más sobre la política de cookies.

ACEPTAR