Viaje lowcost a Suecia

FacebookTwitterWhatsAppLinkedInPinterest

¡Oh sí! Por fin es viernes ¿Y qué? ¿Tienes ya plan para el finde? ¿No? ¿Nada? Oye, que si aún no tienes no importa. Tómatelo con calma que este viene con un día de regalo…

FacebookTwitterWhatsAppLinkedInPinterest

¡Oh sí! Por fin es viernes ¿Y qué? ¿Tienes ya plan para el finde? ¿No? ¿Nada? Oye, que si aún no tienes no importa. Tómatelo con calma que este viene con un día de regalo :) Y si no se te ocurre qué hacer con tus días de asueto, siempre puedes echar mano de un plan que nunca falla: ir al Ikea.

No sabemos muy bien si es por los platos superpoblados de albóndigas o simplemente por el precio de los muebles, pero esa gran nave azul y amarilla tiene una extraña fuerza “atrae personas”. Y claro, ya se sabe, una vez que entras es muy complicado salir.

Tú sólo vas a comprar un par de marcos para la única pared de casa en la que aún queda un hueco vacío, pero ¡Ay de ti! Las flechas del suelo, los atajos a la sección de alfombras, el supermercado lleno de salmón y de albóndigas (sí, más albóndigas), los nombres de productos con déficit de vocales… Es fácil perderse en un universo tan complejo. 

Seguro que mientras leías este post ya te han llegado un par de whatsapps y tienes plan para este puente, pero si al final se tuerce la cosa y terminas en el Ikea, nosotros vamos a regalarte este vídeo. Después no digas que no te avisamos. Viéndolo uno no puede dejar de hacerse dos preguntas:

1. ¿Ikea, la persona, lo ha visto?

2. Es más afirmación que pregunta: “hay gente pa to”

;)

Suscríbete y no te pierdas nada


Recibe nuestra newsletter para estar al tanto de todo, todo y todo

Comenta por aquí

FacebookTwitterPinterestLinkedInWhatsApp

Cookies

Este blog emplea cookies de Google para prestar sus servicios y analizar el tráfico. Conocer más sobre la política de cookies.

ACEPTAR