¿Qué cambiarías de tu cuerpo?

FacebookTwitterWhatsAppLinkedInPinterest

Que todos nos volvemos un poco más tontacos cuando nos hacemos mayores es un hecho que está más que contrastado por lo que viene siendo el mundo mundial, como diría Manolito. Lo que pasa es…

FacebookTwitterWhatsAppLinkedInPinterest
Qué cambiarías de tu cuerpo. Jubilee Project en Sleepyday

Que todos nos volvemos un poco más tontacos cuando nos hacemos mayores es un hecho que está más que contrastado por lo que viene siendo el mundo mundial, como diría Manolito. Lo que pasa es que de vez en cuando, viene un video de estos virales que alguien cuelga en YouTube y te lo recuerda.

Es lo que ha pasado con este de Jubilee Project. ¿Eso qué es lo que e’? Pues son tres muchachitos con cara así como de “chinorris”, pero que son americanos y viven en Nueva York. Allí se unieron para pedir ayuda para Haití tras el horrible terremoto de 2010. La cosa es que el primer día que fueron al metro a “pedir” no llegaron a recaudar 70 dólares, pero decidieron hacer un video, lo subieron a YouTube y consiguieron más de 700. Y eso que no tenía nada de especial.

Desde entonces estos tres chicos, un hombre de negocios, un funcionario del gobierno y un licenciado en medicina, se dedican ha realizar vídeos virales llenos de buen rollo y campañas para ONGs y otros colectivos. Ellos creen que “las personas corrientes pueden hacer cosas extraordinarias, que hacer el bien es contagioso,” y que son los vídeos de este tipo los que inspiran el cambio.

La pieza está patrocinada por  una empresa de cosmética y cuidado personal, pero no es un anuncio. Sí lo era otro vídeo viral que nos vino a la memoria al ver este. Aquel de Dove en el que un dibujante de la policía ilustraba el rostro de una persona tal y como ella misma se describía primero y después como la describía otra persona. Venía a descubrirnos que le damos una desmesurada importancia negativa a cosas de nuestro aspecto de las que resulta que la gente pasa olímpicamente.

Ambas piezas tienen en común el uso de los escenarios minimalistas y asépticos, además de los primeros planos y los testimonios a cámara de los invitados. Este del que te hablamos hoy, que se titula Confortable: 50 personas y 1 pregunta, es además una prueba de como la concepción que tenemos de nosotros mismos y nuestros deseos cambian con el paso de los años y la edad. Para peor, obviamente.


Ojalá conserváramos toda la vida esa capacidad de ir más allá, de que la realidad no limitara nuestros sueños y de que las cosas más sencillas nos siguieran sorprendiendo y divirtiendo tanto como a este peque. Porque los niños son geniales, los mires por donde los mires.


Suscríbete y no te pierdas nada


Recibe nuestra newsletter para estar al tanto de todo, todo y todo

Comenta por aquí

FacebookTwitterPinterestLinkedInWhatsApp

Cookies

Este blog emplea cookies de Google para prestar sus servicios y analizar el tráfico. Conocer más sobre la política de cookies.

ACEPTAR