Cómo cargar, guardar y gestionar paletas de color en Illustrator en 8 pasos

FacebookTwitterWhatsAppLinkedInPinterest

Para agilizar nuestro trabajo a la hora de empezar a usar el color, es un paso de gigante aprender y entender el funcionamiento de las paletas de color en Illustrator. Así que como nos gusta facilitarte la vida, aquí tienes un tutorial la mar de práctico.

FacebookTwitterWhatsAppLinkedInPinterest

¿Has visto una paleta de color que te ha encantado? Siempre puedes hacerte con ella a través de la herramienta on-line de Adobe Color (lo que antes todo el mundo conocía como Kuler), o en alguna web generosa de recursos desde dónde puedas descargarla. También puede pasar que en ese momento de inspiración divina, te haya quedado un trabajo sublime y quieras guardar esa combinación de colores tan genial.

Puede que ya sepas trabajar con paletas de color, pero por si no te has puesto nunca a ello o te pierdes un poco durante el proceso, te dejamos aquí una guía fácil en 8 pasos para que puedas hacerlo sin tiemble el pulso sobre la wacom.

Cargar una paleta de color en Illustator

1. ¿En qué archivo están los colores?

Lo primero que tenemos que hacer es descargarnos una paleta bonita. En los programas de Adobe, las paletas se gestionan a través de las bibliotecas de muestras. Sería genial que nos quedáramos bien con estas palabras, “biblioteca de muestras”, porque así nos será mucho más fácil saber qué botones tenemos que apretar después. Las bibliotecas de color tienen formato .ase (Adobe Swatch Exchange).

2. Intento abrir el archivo . ase en Illustrator y me da error

Lo primero que debemos tener en cuenta es que las bibliotecas de muestras no funcionan por si solas en Illustator. Al hacer doble clic sobre el archivo .ase no se abrirá automáticamente, sino que nos mostrará un mensaje de error como este.

Abrimos un documento nuevo para poder trabajar. Como ahora mismo vamos a fijarnos en los colores, los aspectos como el tamaño y la sangre nos da un poquito igual, la verdad. Está bien que abramos el espacio de trabajo en CMYK (que para eso somos diseñadores gráficos y/o ilustradores y pensamos en papel), aunque las muestras de color nos servirán en cualquier situación. Con nuestro documento abierto, seguimos adelante.

3. He perdido la ventana de las muestras de color

Una vez que tenemos nuestro documento en blanco, para empezar tenemos que tener abierta la ventana Muestras. Si no la vemos porque la hemos cerrado sin querer o tenemos abierto un espacio de trabajo que no la incluye, no tenemos que agobiarnos. Basta con ir al menú principal (en la parte superior de nuestra pantalla) y elegir Ventanas > Muestras. ¡Listo! ¡Ya la tenemos abierta!

 

La ventana Muestras nos permite crear y poner nombre a los colores, degradados y motivos, y aplicarlos rápidamente a los objetos del documento. La ventana trae unas cuantas muestras predeterminadas que pueden sernos útiles o no. Pero nosotros lo que queremos es cargar unos colores que no tenemos ahí. Así que sigamos a lo nuestro.

4. ¿Y ahora cómo abro la paleta de color?

Para cargar una nueva paleta de color, tenemos que irnos al simbolito de arriba a la derecha en nuestra ventana de Muestras. Al pulsar aparecerá el menú de opciones. De todas ellas tenemos que elegir justo esa que ya habrás intuido: Abrir biblioteca de muestras. ¡Esta casi abajo del todo! ¡Pero está!

El menú nos muestra una serie de bibliotecas preestablecidas entre las que podemos elegir. ¿No está la que acabamos de descargar? ¡No hay que preocuparse! Es lo normal si no hemos guardado el archivo .ase en la carpeta que Illustrator nos tiene preparada para eso. Esa carpeta está en nuestro ordenador, en Adobe Illustrator > Ajustes Preestablecidos > Muestras. La ruta exacta es difícil de precisar porque depende del sistema operativo que utilicemos… Pero tiene que estar por ahí.

Tenemos mucha prisa y además esto sólo lo queremos para una cosita puntual. Un abrir para mirar. Bueno, Illustrator nos da la posibilidad de abrir el archivo .ase desde la ubicación en la que lo tengamos., sea cual sea. Para ello, y recapitulando, abrimos el menú de opciones de la ventana Muestras > Abrir biblioteca de muestras > Otra biblioteca…

Navegamos por nuestro equipo hasta encontrar nuestro archivo .ase y cuando lo tengamos, pulsamos en abrir.

5. La nueva biblioteca me sale en una ventana aparte de la ventana muestras

¡Pues sí! Se nos abre una nueva ventana con las muestras y/o las carpetas de color de nuestra biblioteca recién cargada. Para implementarlas a nuestra ventana Muestras, sólo tenemos que agarrarlas con el ratón, y arrastrarlas. Así de fácil. Ya están todos los colores juntos y felices.

 

Gestionar colores en Illustrator

¿Que quieres borrar alguno de los colores por que no te hacen falta? Basta con arrastrarlos a la papalera de abajo a la derecha. ¿Que tú ese verde lo quieres un poco más amarillo? Pues haz doble clic sobre la muestra y cambia los valores.

6. ¿Qué son los símbolos que tienen los colores abajo a la derecha?

¡Ah! ¿Te has fijado, eh? Pues te lo contamos ahora mismito. Hay tres opciones:

  • Es un cuadro de color normal: Es un color en cuatricromía, normal y corriente.
  • Tiene en la esquina un triángulo claro con un punto negro: Eso es un Pantone o una tinta plana.
  • Tiene sólo ese triángulo claro: Estamos ante un color global. ¿Y eso que es? Pues algo muy genial, porque un color global se actualiza automáticamente en toda la ilustración cuando se modifica. Todas las tintas planas son globales, pero las cuatricromías pueden ser globales o no. Para convertir un color en global, basta con hacer doble clic y activar la opción Global.
 
 

7. ¿Cómo puedo cambiarle el nombre a una muestra de color?

Por defecto, los nombres de los colores coinciden con los valores de la muestra. Por ejemplo, C=20 M=0 Y=100 K=0. Si es una paleta reducida y queremos que tengan nombres un pelín más intuitivos, tipo “azul ojos” o “amarillo pollo”, ya te habrás dado cuenta de que cuando abrimos las propiedades del color, uno de los campos que podemos cambiar es el de Nombre de muestra.

 

Guardar una paleta de color en Illustrator

8.  ¿Cómo puedo crear mi propia biblioteca de color y exportarla en un archivo .ase?

¡Si acabas de terminar un trabajo y te encantan los colores que has usado, puedes guardarlos en tu propio archivo .ase! Para hacerlo, ve al menú opciones del panel de muestras y haz clic en Añadir colores usados. Para organizarte un poco más, puedes crear una carpeta con el nombre que quieras y meterlos todos dentro.

Recuerda que se guardarán todos los colores que haya en el panel de muestras, por lo que si quieres una biblioteca de muestras que sólo contenga los colores de tu ilustración o tu diseño, selecciona los colores no usados, y bórralos.

A continuación lo único que tenemos que hacer es volver al menú de opciones y elegir la opción de Guardar biblioteca de muestras como ASE. Hay otra opción, guardarla como AI, pero el .ase te permite usarla con otros programas como inDesign o Phostoshop y no depender del documento para acceder a los colores.

¡Y con estos 8 pasos, te has convertido en un auténtico experto en muestras de color en Illustrator! Y nosotros, hemos inaugurado una nueva sección de tutoriales. A partir de ahora, vamos a aprender juntos un montón de “8 Pasos” para manejarnos mejor en este complejo y maravilloso mundo del software de diseño.

Suscríbete y no te pierdas nada


Recibe nuestra newsletter para estar al tanto de todo, todo y todo

Comenta por aquí

FacebookTwitterPinterestLinkedInWhatsApp

Cookies

Este blog emplea cookies de Google para prestar sus servicios y analizar el tráfico. Conocer más sobre la política de cookies.

ACEPTAR