8 lugares donde te encantaría trabajar

FacebookTwitterWhatsAppLinkedInPinterest

¿A quién le gusta oír el despertador los lunes por la mañana muy temprano? A muy poca gente. Pero claro, eso pasa porque las empresas no invierten en decoración e interiorismo. Si los lunes, los…

FacebookTwitterWhatsAppLinkedInPinterest

¿A quién le gusta oír el despertador los lunes por la mañana muy temprano? A muy poca gente. Pero claro, eso pasa porque las empresas no invierten en decoración e interiorismo. Si los lunes, los martes o los miércoles por la mañana te sonara la alarma del móvil para ir a un lugar como el que te vamos a enseñar hoy, te levantarías con otro ánimo.

Por el mundo hay empresas que se gastan los cuartos en lucir la mar de bonitas, en que sus trabajadores se sientan a gustito haciendo allí sus cosas, y que los clientes al entrar miren así de reojo y piensen “¡Oish! Que bien, ¿no?”.  Eso sí, un sitio así en una entrevista de trabajo, tiene que (im)poner.

La oficina perfecta no existe. Siempre está esa ventana que da reflejo en la pantalla, ese chorro de aire acondicionado que cae encima de la más friolera del trabajo, o un baño que pilla muy lejos. Por eso nosotros la hemos creado virtualmente seleccionando espacios de ocho lugares diferentes para que podamos soñar todos un rato. ¿Y a ti? ¿Dónde te gustaría trabajar?

1. Lo primero es entrar. A todos nos gusta entrar a sitios chulos. ¿Qué mejor que ese sitio sea tu trabajo? Eso les pasa a quienes acuden a diario al Campus Google de Tel Aviv. Mucha madera y mucho negro para un lugar en el que te gustaría entrar.

2. Reunión para organizar el día. Antes de ponernos a trabajar, una puesta en común del plan para empezar el día. Y si mientras tomas notas y te bebes el café mañanero puedes columpiarte un poco, la jornada empieza de otra manera. Eso es lo que hacen en Pirch en sus oficinas de San Diego.

3. Lluvia de ideas para ponerse en marcha. Visto lo que hay que sacar hoy adelante, mejor un brain-stroming para tener por dónde empezar. Hay que poner ideas en común y en las oficinas parisinas de Melty Group saben que entre barcas y cojines todo eso sale mejor.

4. Hay que trabajar duro. Y ahora que tenemos claro lo que vamos a hacer, es hora de ponerse a trabajar. Mejor en un espacio diáfano y aséptico como el de Index Ventures en San Francisco, para que nada te entretenga ni te distraiga de ese proyecto que hay que sacar adelante.

5. Un poco de inspiración. Los bloqueos son inevitables, pero cuando la inspiración se acaba lo mejor es consultar un libro. Porque todo está inventado y lo todo lo que está inventado está en los libros, mejor que dispongamos de una biblioteca tan genial como la de Designliga (Munich), en la que nos parezca que estamos al aire libre pero no nos mojemos.

6. La hora del café. ¡Tiene que haber tiempo para todo! Y el piscolabis de media mañana no va a ser menos. Aunque en un lugar como el que nos estamos fabricando no pararíamos de trabajar, con esta zona de esparcimiento de Just Giving de sus oficinas de Londres, también te encantará descansar.

7. Charlando con el cliente. Y con las pilas cargadas es hora de enfrentarse al cliente. Con esto de las tecnologías resulta que le estamos llevando un proyecto a una gente que está a 500km de nuestra oficina, pero menos mal que han pensado en todo y han habilitado salas para llamadas y video-conferencias como las de Vail Systems en Chicago.

8. La reunión con el jefe. Después de un duro día de trabajo, nuestro jefe viene a pedirnos cuentas. Pero que gusto darle explicaciones en un despacho cuco y bien puesto como el de los estudios Chaotic Moon, ¿no? Además, que ya que nos ponemos a inventarnos la oficina, aquí el jefe es buena gente y nos invita a una cerveza al salir.

Por desgracia nuestro día de trabajo ha terminado y tenemos que irnos de ese lugar tan molón en el que trabajamos. Aunque, claro, siempre podemos hacernos un ocho de interiores de apartamentos, para que volver a casa también nos encante.

;)

imágenes vía officesnapshots.com

Suscríbete y no te pierdas nada


Recibe nuestra newsletter para estar al tanto de todo, todo y todo

Comenta por aquí

FacebookTwitterPinterestLinkedInWhatsApp

Cookies

Este blog emplea cookies de Google para prestar sus servicios y analizar el tráfico. Conocer más sobre la política de cookies.

ACEPTAR