¿Convertir en fuente tu letra? ¡Fácil!

FacebookTwitterWhatsAppLinkedInPinterest

¿Cuántas veces has pensado que sería genial transformar tu letra a manubrio en una tipo que pudieras usar en cualquier proyecto? Muchas. ¿Y cuantas veces lo has intentado? ¡Te pillamos!

FacebookTwitterWhatsAppLinkedInPinterest

Convertir en fuente

Si alguna vez has probado convertir en fuente tu letra te habrás dado cuenta de que es un auténtico dolor de cabeza. Crear una fuente tipográfica es una de las mayores odiseas del diseño. Que los trazos estén perfectos, que la masa y los espacios de las letras estén equilibrados, que el tracking y el kerning estén estudiados… Y tú dirás “¡Si yo sólo quiero que mi letra salga en la pantalla cuando escriba con el teclado! ¡Sólo quiero convertir en fuente mi letra a mano!”. Eso es un poco más fácil, pero no apto para impacientes… Hasta ahora.

Porque ahora hemos llegado nosotros para solucionarte la vida. Bueno, nosotros no vamos a hacer el trabajo, pero sí que vamos a descubrirte la página que lo hará por ti, una de esas páginas que tienen que estar en tu lista de páginas para mejorar tu dura vida de diseñador.

Una simple plantilla sobre la que escribir a mano con tu letra y… ¡Ya está! Con eso y un par de clics, podrás convertir en fuente tu letra o todo lo que quieras. ¡Quieto ahí! ¡No te estresses! Vamos a explicártelo todo paso a paso para que te salga bien a la primera.

Lo primero que tienes que hacer es ir a la página MyScriptFont.com y descargar la plantilla. Puedes hacerlo en png o en pdf, la cosa es que cuando la abras vas a ver algo así:

Plantilla vacía MyScriptFont  para convertir en fuente tu letra

¿Qué haces ahora con eso? ¡Fácil! Escribir encima. El secreto de todo el proceso es esa plantilla, así que escribe, pero déjala tal y como está. El software reconoce los cuadros de abajo para que cada una de las letras que escribes encima se convierta en el carácter correspondiente. Tienes dos formas de hacerlo: bien abriendo la plantilla en Photoshop o Illustrator y escribiendo encima con tu tableta; o bien imprimiendo la plantilla, escribiendo directamente en ella con rotu, pluma o lo que quieras, y escaneándola después. La cosa es que al final hagas algo así (ya con los caracteres que tú vayas a necesitar):

Plantilla rellena para convertir en fuente tu letra

El resultado tienes que exportarlo o guardarlo como jpg, png, pdf, jpeg o tiff; archivo que deberás subir a la web con un tamaño máximo de 6500 x 6500 píxeles.

Un paso importante en este punto, aunque puede parecer una soberana tontería, es cambiar el nombre por defecto. ¿Por qué? Pues porque si no, otro día que quieras crear una nueva fuente, al descargártela, las dos tendrán el mismo nombre (por mucho que se lo cambies al archivo una vez descargado en tu ordenador) y no podrán estar activas al mismo tiempo en tu gestor de fuentes.

 

Ponle otro nombre a la fuente

Lo siguiente es elegir si quieres descargar la fuente en TTF (True Type Font) o en OTF (Open Type Font). Hecha tu elección, sólo hay que hacer clic en START y, una vez que el software de la web haya hecho su trabajo, descargar la fuente en tu ordenador haciendo clic en el nombre de tu fuente (o volver a repetir el proceso si no estás convencido), añadirla a tu gestor de fuentes y activarla cuando la necesites. Si no trabajas con gestor de fuentes (¡MAL!), basta con instalarla en tu ordenador directamente.

¡Y listo! ¡Ya tienes tu letra para escribir lo que quieras!

Convertida mi letra en fuente

Piensa que, igual que puedes crear una letra para cada carácter, también puedes crear símbolos, dibujos, iconos o lo que se te ocurra que pueda serte funcional. ¡Eso sí! Ten en cuenta que para hacer una fuente perfecta, tienes que prestar mucha atención a los cuadros delimitadores de cada carácter, hacer que todas tengan la misma base, que las alturas estén bien planteadas…

MyScriptFont.com está bien, pero no es milagroso y, como todas esas cosas que te enseñamos, dependen siempre del uso que le des. ;)

¡Ala! A convertir en fuente tu letra, o lo que se te ocurra.

Suscríbete y no te pierdas nada


Recibe nuestra newsletter para estar al tanto de todo, todo y todo

Comenta por aquí

FacebookTwitterPinterestLinkedInWhatsApp

Cookies

Este blog emplea cookies de Google para prestar sus servicios y analizar el tráfico. Conocer más sobre la política de cookies.

ACEPTAR