8 juguetes que dan más miedo que el carbón en reyes

FacebookTwitterWhatsAppLinkedInPinterest

Si alguna vez, cuando eras niño, te portaste regular y recibiste carbón la mañana de Reyes, alégrate. Los magos de oriente tenían peores opciones entre las que elegir para castigar tu mal comportamiento.

FacebookTwitterWhatsAppLinkedInPinterest

juguetes_dan_miedo

¿Te has portado bien? ¿Sí? Bueno, bueno… Eso tendrán que decirlo Gaspar, Bal y Chor. ¡Qué tiempos aquellos! En los que había que portarse bien para que nos trajeran la bicicleta o el barco pirata de Playmobil, y no el saco de carbón.

No obstante, si alguna vez recibiste carbón, no te quejes. No sólo porque se podía comer y estaba dulcecito (a menos que los Reyes fueran a buscártelo a una mina de las de verdad), sino porque podría haber sido mucho peor.

Porque si hay juguetes de siempre, de esos entrañables que están de moda toda la vida, hay otros juguetes que dan miedo sin pretenderlo. No sabemos en qué piensan algunos creativos y algunas empresas dedicadas al mundo del juguete, pero hay cositas para salir corriendo. ¡Aquí tienes ocho!

1. Facebank, la hucha con vida propia

Una hucha a la que le acercas la moneda y se la come, literalmente. Así dicho tiene pinta de ser gracioso y simpático, lo malo es que la estética no acompaña demasiado. La pinta de criatura extraña rematada con unos ojos rojos bastante tétricos hacen que dé un poco de respeto arrimar tus euros y tu mano a este juguete.

¡Para cagarse y no limpiarse!

2. Yume-Chang, la muñeca que llora amargamente

Todas las niñas y niños del mundo han jugado alguna vez con un Nenuco, un Cocolín o un Babyborn. Y cuando el hecho de acunar al muñeco ya no era suficiente, estos bebés han hecho cosas más o menos normales como gatear, comer o reírse; o cosas más o menos escatológicas como eructar, hacer pipí o tirarse flatulencias. Al fin y al cabo, para los niños (y para muchos mayores, Sr. Sleeplees love it), lo escatológico no deja de ser gracioso. Pero esta muñeca lo que hace es llorar cuando le ponen una inyección, pero además con una carita de pena muy a tener en cuenta. Un juguete muy feliz y divertido para echar el ratito.

Favoreciendo los traumas infantiles. ¡Con dos cojones!

3. Baby Laugh, la muñeca diabólica

Si el anterior juguete era para llorar, este es demasiado feliz. La cara de la muñeca es ya bastante difícil, no es de esas que te apetezca ver de noche frente a tu cama mientras duermes. Remata el conjunto el sonido que trae incorporada la criaturita: una risa maligna que sus creadores calificaron de “contagiosa”, pero seguro que estás con nosotros en que es más bien siniestra. ¡El anuncio que tienes arriba no lo es menos!

Ríete de que tus hijas no vuelvan a dormir… Jamás.

4. Ruleta rusa de plástico, rosa y para toda la familia

juguete_ruleta_rusa

Sí, a alguna lumbrera de una empresa juguetera asiática se le ocurrió que podía ser una gran idea crear una pistola de juguete, con balas de juguete para jugar a la ruleta rusa. A ver, si te fijas bien, muchos juguetes están basados en eso del azar, el cocodrilo sacamuelas ha tenido muchas versiones… Pero claro, para niños, con cosas simpáticas: cocodrilos, piratas, caballos y demás; esto da un poco de respeto. Eso sí, la cara del niño de la caja no tiene desperdicio.

¡WTF amigo asiático!

5. You can shave de baby, aprende a depilarte desde niño

muneco_afeitar_shave_baby

Miedo miedo no da, pero imagina que tienes 8 ó 9 años, te levantas el 6 de enero por la mañana temprano con toda la ilusión del mundo para abrir tus regalos de Reyes, y lo que te encuentras es este juguete. Un muñeco peludo que puedes afeitar. Es más raruno aún el hecho de que sea un bebé. Pasar la mañana de reyes afeitando el sobaquillo (o los tobillos) de un niño de plástico es, mínimo, causa de trauma para el resto de tu vida.

Maravilloso. Me lo…

6. Evilstick, el nombre lo dice todo

Si está claro que si le regalas a un niño un juguete que se llaman “Evilstick” igual sale escaldado. Pero hay tantos juguetes en las estanterías y tanto desconocimiento del inglés que, claro, a ti te ponen en el cartón un personaje inocente y simpático de anime como es Sakura, ves una especie de varita mágica rosa, pone que es un juguete para niños a partir de 3 años y, claro, ni reparas en el nombre. Lo malo viene cuando se lo das al niño de 3 años y ve como una cara nada agradable se ilumina en el centro de su nueva varita…

Se te tuerce el culo con este regalo

7. El dedo de ET, otro palo perturbador

dedo_et_juguete_luminoso

Este no da miedo, pero hace mucha gracia. Después de ver la película del extraterrestre más entrañable de la historia del cine, es normal pensar que un buen artículo de merchandising podría ser el dedo del protagonista. Pero claro, un dedo de ET así visto en soledad, puede evocar a otras cosas que quedan cuanto menos raras en las manos de un niño.

¡Vamos, lo que viene siendo un nabo en toda regla!

8. Atomic Energy Lab, juega con uranio en tu casa

atomic_energy_lab

¿Quién no ha tenido un Choconova, un Arquitectonova, un Astronova o un Alfanova? Juegos divertidos que desarrollaban la creatividad y las ganas de aprender de los niños. Pero todo tienen un límite, y en Estados Unidos no lo encontraron. Cierto que eran otros tiempos, unos tiempos en los que lo atómico estaba de moda. ¿Pero si no dejamos al alcance de los niños el detergente, a quién se le ocurre darles uranio para divertirse? Evidentemente fue prohibido al poco tiempo y ahora es una pieza de museo.

¿Por qué lo prohibirían? Se nos escapa la razón…

Ahora que has visto todos estos juguetes, quizá si que agradeces a tus Reyes Magos que ese año que no te portaste del todo bien te regalaran simplemente carbón. Siempre hay opciones peores.

Suscríbete y no te pierdas nada


Recibe nuestra newsletter para estar al tanto de todo, todo y todo

Comenta por aquí

FacebookTwitterPinterestLinkedInWhatsApp

Cookies

Este blog emplea cookies de Google para prestar sus servicios y analizar el tráfico. Conocer más sobre la política de cookies.

ACEPTAR