Los 8 directores de arte que marcaron el mundo editorial con sus revistas

FacebookTwitterWhatsAppLinkedInPinterest

Centenares de revistas pueblan los kioscos cada día, cada semana, o cada mes. Pero lo cierto es que detrás del diseño de todas esas páginas, están quienes un día revolucionaron, sin quererlo, el diseño editorial.

FacebookTwitterWhatsAppLinkedInPinterest

 

revolucion-diseno-editorial

Hubo un tiempo en el que no todo estaba inventado en el diseño editorial. Bueno, quizá sí. Un titular siempre es un titular, una entradilla una entradilla y un pie de foto lo mismo. Pero hubo un tiempo en el que había gente que hacía que todo pareciera nuevo, que cada portada y cada página fuera algo digno de ser visto, leído e incluso guardado con celo.

Hoy te traemos una lista llena de valientes que un día decidieron romper las normas o establecer las suyas propias y, con ello, contribuyeron de manera inequívoca, a la evolución del diseño editorial tal y cómo lo conocemos hoy en día.

1. David Carson, RayGun

Si por algo es célebre David Carson es por no tener ningún título de diseño, de hecho llego a él después de apuntarse a un taller de diseño que formaba parte de sus estudios universitarios de sociología; además de por haber sido durante un tiempo el cuarto mejor surfista del mundo. De hecho sacó al mercado la revista BeachCulture,  en la que trabajó 3 años hasta que tuvo que cerrar cuando se quedó sin anunciantes a pesar de haber recibido 150 galardones.

Pero su etapa más conocida es la de la revista RayGun, una publicación de rock alternativo. En esta fase hizo historia en el mundo del diseño. Con su intuición para combinar tipografía y fotografía como medio de expresión Carson creó una nueva escuela. Su trabajo en la revista son muestra de la experimentación y abstracción visual con el contenido como centro.

raygun-david-carlon-01

raygun-david-carlon-02 raygun-david-carlon-03

 

2. Neville Brody, The Face

Conocido por su paso por la revista The Face, Neville Brody entró a formar parte de la publicación en 1981. Tardo poco en sentar las bases de una estética inspirada en los movimientos artísticos del s. XX como el constructivismo, el dadaismo y el expresionismo, pero sin imitarlas en ningún momento.

The Face y su identidad gráfica fueron la sala de experimentos perfecta para Brody, y su estilo rebelde ayudó a definir el signo y la estética de su tiempo. Su legado más notable es la ruptura con las tradiciones de la construcción tipográfica, utilizándola como un elemento de diseño que casi no se distinguía de las imágenes y que comunicaba sus propios significados.

the-face-neville-brody-01

the-face-neville-brody-02 the-face-neville-brody-03

3. Terry Jones, i-D

Terry Jones es, para muchos, uno de los nombres más influyentes e inteligentes del diseño editorial actual. Este británico se formó en las principales revistas de moda del país pero fue en i-D donde brilló con luz propia. Nacida del movimiento punk, Terry Jones se inspiró mucho en los fanzines manuales del momento. A pesar del aparente estilo improvisado de Jones, detrás de su revista se escondía un cuidado extremo por el detalle.

La manipulación, los montajes, las capas, las fotocopias o la serigrafía, le servían como herramienta para reducir la legibilidad de los textos (escritos a menudo por los propios lectores), obligando al lector a bajar el ritmo y detenerse en las páginas.

terry-jones-i-d-01

terry-jones-i-d-02 terry-jones-i-d-03

4. Fernándo Gutiérrez, Matador

Guitiérrez se convirtió en el año 2000 en el director creativo de la revista Colors de Benetton, pero ha hecho de todo. Desde que terminó sus estudios en el London College of Printing no ha parado, ni de trabajar ni de reformar con sigilo y casi sin que se note el diseño editorial español, sobre todo en revistas como Vanidad y Matador, y en suplementos como Tentaciones o El País Semanal (EPS) que hacía funcionar más como revistas independiente que como suplementos, pese a estar impreso en papel de periódico.

La virtud de Fernándo Gutiérrez es la de conseguir que cada publicación tenga su identidad y expresarla, y hacer que el usuario viva una auténtica experiencia como lector. Por ejemplo, en la revista Matador, de tirada anual, los elementos característicos de su diseño son un papel de alta calidad, el gran formato y la impresión, que se combinan con el formalismo de la maqueta y crean una publicación tremendamente impactante y original.

matador-fernando-gutierrez-01

matador-fernando-gutierrez-02 matador-fernando-gutierrez-03

5. Tyler Brûlé, Monocle

Canadiense de nacimiento y británico de adopción, Tyler Brûlé comenzó su carrera como reportero de la BBC antes de adentrarse en el mundo de los medios de comunicación impresos, en el que trabajaría para The Guardian, The Sunday Times o Vanity Fair. En 1996 decidió fundar su propia publicación, Wallpaper*, que llegó a ser todo un fenómeno mundial. Pese a recibir más de un galardón, en 2002, Brûlé vendió todas las acciones de Wallpaper* para emprender un nuevo proyecto, Winkreative, una agencia de branding y diseño.

Pero el gusanillo editorial no se mata tan fácilmente. Así que en 2007 Brûlé fundó Monocle, dedicada a los negocios, la cultura y el diseño. Si por algo se caracteriza esta publicación es por la limpieza y la organización. Pocas veces se ve tanto contenido condensado en tan poco espacio y conseguir que los resultados sean un ejemplo de limpieza y orden: la jerarquización de los textos, los elementos de navegación internos, las ilustraciones, el uso de las líneas… Todo en Monocle es buen gusto. Tal es el éxito de la publicación, que de ella han surgido una emisora de radio, una tienda o hasta una cafetería.

tyler-brule-monocle-01

tyler-brule-monocle-02 tyler-brule-monocle-03

 

6. David Hillman, The Guardian

No sólo de revistas vive el mundo editorial. Los periódicos también cuentan. De hecho, todo nació de aquella primitivas gacetas de un par de hojas. Por eso, no hemos querido olvidarnos de este nombre.

Si por algo es conocido David Hillman es por rediseñar el diario británico The Guardian, o más bien por resucitar el periódico en 1988, siendo capaz de convertir un diario estancado y anticuado, en un periódico de futuro. De hecho, tras el trabajo de Hillman en el rediseño, los lectores aumentaron en un 30% en los años siguientes. El éxito de su trabajo está en la estrecha relación con el director del diario, que le permitió tener una visión mucho más profunda del rumbo de la publicación; y de su capacidad para implicarse en el contenido editorial con la misma energía y dedicación que con el diseño. Algunas de sus innovaciones más notables fueron el uso de dos tipografías en la cabecera o el colocar contenido por encima de esta. Cosas que ahora pueden parecernos normales, pero que significaron toda una revolución.

david-hillman-the-guardian

Prince WIlliam's christening, Guardian front page, 5 August 1982

The Guardian antes ↑ y después ↓ del rediseño  de David Hillman.

the-guardian-después

 

7. Roger Black, muchas muchísimas

“He diseñado más revistas de las que podré leer”, alguien que puede decir esa frase, es alguien que debe estar en esta lista, obligado. ¿Que si exagera como si fuera malagueño? Bueno, en su lista están, entre otras, Rolling Stone, The New York Times Magazine, Newsweek, McCall’s, Reader’s Digest , Esquire o National Enquirer. ¡Casi na!

Tantas son que a Black no le gusta que le relacionen con una revista en concreto. Su objetivo es el diseño en sí mismo. Los 10 mandamientos de Black son un dogma en esto del diseño editorial y, aunque nos gustaría contártelo en otra ocasión con más detalle, se resume en cuidar al máximo el color y tipografía, estableciendo pares que se complementen entre sí o no abusando de la mayúsculas. Reglas de oro para una buena revista que muchos de los nombre de esta lista se saltaron. Porque para eso están las reglas, ¿no? Eso sí, para saltárselas primero hay que conocerlas y dominarlas.

roger-black-1

8. Rodrigo Sánchez, Metropoli

Rodrigo Sánchez llegó a Metrópoli hace dos décadas. Desde que recaló allí, las portadas de este suplemento del diario El Mundo son motivo de expectación. Recuerda que su primera portada con el ya denominado “estilo Metrópoli” fue la de aquel número en la que les tocó abrir con la peli Trainspotting. Rodrigo decidió inspirarse en el mundo que reflejaba el film para crear su portada. Desde entonces se han sucedido cientos de piezas gráficas que, además de publicarse, han llegado a exponerse, a venderse e incluso a subastarse.

Pero Rodrigo Sánchez no sólo es Metropoli, pese a que esta revista le haya dado tantas satisfacciones y premios y, sobre todo, tanta libertad para crear. Su carrera empezó en ABC, siguió en Cinco Días, continuó en Cambio 16 y llegó a la revista El Mercado. Sin embargo, no es hasta su llegada a El Sol, con Eduardo Danilo y Roger Black (Ese, el de arriba), cuando alcanza su mejor estado de forma en el diseño explotando al máximo su creatividad.

rodrigo-sanchez-metropoly-01

rodrigo-sanchez-metropoli-03

rodrigo-sanchez-metropoli-02b

Y hasta aquí nuestro repaso por la historia reciente de la revolución del diseño editorial. ¿Y tú? ¿Qué nombres hubieras puesto en la lista?

Suscríbete y no te pierdas nada


Recibe nuestra newsletter para estar al tanto de todo, todo y todo

Comenta por aquí

FacebookTwitterPinterestLinkedInWhatsApp

Cookies

Este blog emplea cookies de Google para prestar sus servicios y analizar el tráfico. Conocer más sobre la política de cookies.

ACEPTAR