365 mm, saber mostrar las cosas en una fotografía

FacebookTwitterWhatsAppLinkedInPinterest

Si a la hora de mostrar tus proyectos no te ves muy ducho con la cámara y prefieres tirar de mockups, te invitamos a conocer el trabajo del estudio de Martí Sans.

FacebookTwitterWhatsAppLinkedInPinterest

365-mm-marti-sans-fotografia-01

Hay un refrán que dice que la mujer del César no sólo debe ser honrada, sino también parecerlo. Pues eso mismo le pasa a tus trabajos. No sólo deben ser buenos, sino que además debe parecer que realmente lo son si quieres que los clientes sigan llamando a tu puerta y a tu teléfono (mejor a esto último, vaya que te pillen poco presentable).

Por eso, si no lo tienes ya, necesitas tu Behance y tu web con todas tus cositas monas para enseñar. Lo que se viene llamando un portfolio digital, que es lo que se lleva ahora. No ya para triunfar, sino simplemente para trabajar.

Un momento peliagudo cuando nos disponemos a preparar un trabajo para sacarlo a los medios y enseñárselo al mundo, es cómo hacerlo. A veces la opción de hacer nuestras propias fotos cae por su propio peso cuando nos damos cuenta de que no somo Paul Almàsy, y solemos escoger el camino más fácil y descargarnos ese mockup gratuito (y más visto que el gran Raphael en las Noche Buenas de La 1) para enseñar lo que sabemos hacer.

¡Quieto ahí! Para llenarte de inspiración a la hora de atreverte a hacer las fotografías de tus proyectos, hoy queremos enseñarte el trabajo de 365 mm. Ese es el nombre del estudio de Martí Sans, un fotógrafo especializado en imágenes gastronómicas y de producto que ha trabajado para empresas como Chupa Chups, Gallina Blanca o Hipercor.

Martí comenzó a estudiar cocina en Barcelona, y fue allí, entre sartenes, cazos y esferificaciones de pa amb tomàquet (no sabemos si esto existe, pero si fuera así nos encantaría probarlo), donde descubrió la magia de la luz y la fotografía. Desde entonces, no puede evitar fijarse en cada objeto y observar al milímetro como le afecta la luz, como la refleja, como se comportan sus colores…

Conquistado por la fusión de las ondas electromagnéticas y el chup chup de un refrito al fuego, decidió extender su trabajo también a la fotografía de producto. A día de hoy, como te contamos, tiene su propio estudio y hace fotos publicitarias para empresas, pero también de manera independiente para revistas y libros.

365-mm-marti-sans-fotografia-05

365-mm-marti-sans-fotografia-04

365-mm-marti-sans-fotografia-02

Sólo hay algo mejor que alguien con talento, y es alguien con talento que quiere compartirlo con el mundo. Por eso, no queríamos dejar de contarte que Martí tiene un curso muy genial de fotografía de producto.

¿Que para qué quieres tú un curso de fotografía de producto si eres diseñador? ¡Pues para dejar de descargarte mockups que se repiten como un choricico criollo, y lanzarte a hacer tus propias fotos para enseñar tus propios proyectos!

No dejes nunca de aprender. A ser posible aprende cosas útiles. Y ya si aprendes de los mejores…  ¡Empieza a disparar!

Suscríbete y no te pierdas nada


Recibe nuestra newsletter para estar al tanto de todo, todo y todo

Comenta por aquí

FacebookTwitterPinterestLinkedInWhatsApp

Cookies

Este blog emplea cookies de Google para prestar sus servicios y analizar el tráfico. Conocer más sobre la política de cookies.

ACEPTAR