8 personas que un community manager no debe intentar ser

FacebookTwitterWhatsAppLinkedInPinterest

¡Eres community manager! No eres Chiquito (por desgracia), ni Julio Iglesias, ni Mario Vaquerizo, ni Elena de Borbón (¡gracias a Dios!). Todos dicen lo que no hay que hacer, pero… ¡nada como un buen ejemplo, o mejor ocho!

FacebookTwitterWhatsAppLinkedInPinterest

 

community-manager

¿Qué pasa? ¿No das con la tecla? Mucho se ha escrito ya sobre cómo debe ser un community manager. Miles de gurús nos taladran el timeline con consejos y ejemplos, pero… ¿nos entra en la cabeza? ¡No! Que si hashtag, que si Facebook, que si Twitter… Tanto tecnicismo, tanto anglicismo e “inventismo” marea a cualquiera. Nosotros hemos preferido plantearte lo que no eres. Así que atento, que aquí te traemos 8 ejemplos que te dejarán bien clarito quien no debes ser si eres social media.

1.No eres Mocito Feliz.

01community_sleepydays

Lo de estar en todas partes, por mucho que nos lo hayan contado desde pequeñitos ¡no es posible! A no ser que seas el Mocito. Eso de querer tener perfiles abiertos en todas las redes sociales es una locura. Puede que lo hagas con la mejor intención del mundo y que sueñes con llevarlas todas canelita en rama, pero no. La realidad es otra. Al final es como tener una cuenta abierta en cada banco. Por mucho que sueñes con llenarlas todas de dinero ¡no vas a poder!

Averigua dónde está tu público objetivo y cómo quieres dirigirte a él antes de empezar a registrarte en todas las redes como un loquer. ¿Dónde te interesa más estar? Pues concéntrate en tener en condiciones los perfiles que te valen la pena. ¡Y con los bancos, lo mismo!

2. No eres Julio Iglesias.

julio y lo sabes

¡Cuántas veces habrá salido el tema de la cantidad y la calidad! No todos podemos ser como Julio y contarlos a miles, así que ¡no te obsesiones! A veces en esta vida es mejor tener menos, pero tenerlos de calidad. En todo momento estamos hablando de seguidores.

¿Acaso habías pensado otra cosa? Siendo Julio, sí, y lo sabes.

3. No eres Paco Umbral.

03community_sleepydays

¿Quién no ha quedado alguna vez para tomar unas cañas y ha acabado seco de escuchar “al colega del monólogo sobre su intrépida vida”? Sí, esto de las redes sociales funciona como la vida. Si te empeñas en reencarnar a Paco Umbral y hablar sólo de tu libro… ¡te vas a quedar solo, solitudine!

¿Y no queremos eso, verdad? Que hombre, a todos nos gusta un ratico de charla y un consejito y una curiosidad curiosa.

Vender la moto sin miramiento, no funciona. Convéncete.

4. No eres Chiquito.

chiquito de la calzada es Dios

¿Caerle bien a todo el mundo? ¡Qué locura! No se trata de ser Risto Mejide, pero un mínimo de fidelidad a tu estilo, se agradece. Al fin y al cabo, cada empresa tiene su filosofía y transmite un mensaje propio, la marca manda, y no puedes lanzar mensajes equívocos. Por desgracia, salvo que seas el gran Chiquito, Dios en la tierra, no le gustarás a todo el mundo.

Puede que tu lenguaje o tus contenidos no les gusten a todos, pero ¡lo importante es que le gusten a tus seguidores!

Nota: ¡Ah, por cierto! la Medalla de Andalucía para este hombre planetario, ¡YA!

5. No eres Mario Vaquerizo.

05community_sleepydays

La impulsividad es una mala consejera en esto de las redes. Habrás visto miles de tuits de cagadas monumentales. Si te posee un brote de espontaneidad… ¡Cuidado! Detrás de él puede esconderse una publicación brillante o tu mismísimo despido.

Ya sea en una situación de euforia o de enfado, por más que se te caliente la boca… ¡Control! Antes de pulsar “publicar”, léete dos veces tu mensaje. Que lo de “eliminar publicación” no es la solución a los problemas ¡y no todos tenemos una Alaska que nos saque las castañas del fuego!

6. No eres MacGyver.

07community_sleepydays

Trabajar de forma chapucera termina por salirte caro en esto de las redes. Si no conoces las herramientas idóneas para gestionar tus redes, tardarás más tiempo en hacer las mismas cosas. ¡Y el tiempo es dinero! Lo mejor es que hagas lo que esté en tu mano por conocer bien de qué va la movida. Procura estar al día y seguro que descubres herramientas más eficaces que los chicles de MacGyver.

7. No eres Ana Rosa.

06community_sleepydays

Lo trabajado y pensado siempre tiene mucho más valor, ¡crear contenidos propios es lo suyo! Pero si algunas veces no puedes… ¡No pasa nada! En Internet, lo de compartir contenidos es una máxima. A nadie le va a sentar mal que tomes prestado lo suyo. Siempre y cuando digas que es suyo, evidentemente. Porque ¿a quién le puede gustar que le roben y luego se cuelguen la medalla? Eso no mola. El buen ladrón como diría el gran Austin Kleon, siempre acredita lo coge prestado. El malo, dice que es suyo, con dos cojonazos. No te cuesta ningún trabajo hacer las cosas bien y ¡al César, lo que es del César!

Si creas, cúrratelo. Si copias, menciona la fuente.

8. No eres Elena de Borbón.

08community_sleepydays

Asúmelo, trabajar como community manager no es cosa baladí. Todos los puntos anteriores son importantes, pero este ¡se lleva la palma! En las redes, nada te cae del cielo ni heredas nada. Para conseguir crear una comunidad, hay que mimarla y ofrecerle día tras día contenidos que valgan la pena. Si estás pensando escaquearte cada dos por tres o publicar de higos a brevas… ¡Pues te va a lucir el pelo como al Dioni! ¡No pierdas el tiempo! La constancia es lo único que te llevará al éxito.

¡Ala! Pues ya sabes lo que está bien y lo que está mal. Nada nuevo, pero si diferente. Cuida tu marca y a tu público, mucho o poco. Lo que está claro es que poquito a poquito se hace muchito. ¡Eso sí! Si de verdad quieres ser un crack de esto, hazte un curso en condiciones y deja las listas con consejos para luego.

Suscríbete y no te pierdas nada


Recibe nuestra newsletter para estar al tanto de todo, todo y todo

Comenta por aquí

FacebookTwitterPinterestLinkedInWhatsApp

Cookies

Este blog emplea cookies de Google para prestar sus servicios y analizar el tráfico. Conocer más sobre la política de cookies.

ACEPTAR