Un miércoles con Alberto González es la risa

FacebookTwitterWhatsAppLinkedInPinterest

Alberto González: quédate con su nombre porque le debes muchos buenos ratos con cortos, cómics, vídeos de El Intermedio… ¿Cómo íbamos a resistirnos a compartir un rato con él? Lee, lee, verás cómo tú también empezarás a seguirle de cerca. Risa garantizada.

FacebookTwitterWhatsAppLinkedInPinterest

alberto-gonzález

¡No te imaginas lo que nos ha pasado! Alberto González leyó nuestro post de Todos los hijos de puta del mundo y se ha animado a conocernos. ¡Ay, madre, qué nervios! Ya tenemos las fichas de póker y los videojuegos listos para recibirle. Le chifla jugar y divertirse, así que queremos ser buenos anfitriones. Echaremos una partidaza mientras charlamos de viñetas, de vídeos manipulados y de sus truquis para ganar al mus. Musero y mala persona no se ha dado el caso aún. Así que todo pinta bien.

Desde que vino Serge Seidlitz, no hemos recibido visitas, el trabajo, viajes, “piquislabis”, un no parar, así que ¡tenemos muchas ganas de ver a Alberto! Alguna vez ha confesado que la etiqueta de humorista le incomoda porque no le gusta generar grandes expectativas ni sufrir esa presión… Al Sr. Sleepless le pasaba lo mismo y por eso dejó su carrera musical… Agobia tela eso de: “¿por qué no te cantas algo?”

Alberto es un tipo modesto. Esperamos que no se nos note mucho la fiebre fan, porque lo cierto es que sus trabajos nos hacen mucha risa, ¡mucha!

Ya está al llegar, así que te ponemos al día rápido. Alberto también es conocido como Querido Antonio. Tiene una voz muy peculiar. Es lucense, para los de la E.S.O. como diría el gran Goyo, de Lugo. Guionista, realizador, escritor y elegante. ¡Uy, ya está llamando a la puerta! Sí, elegante.

Porque camisa + corbata + zapatillas = elegancia. Esa suma es así.

Después de presentarnos y enseñarle el estudio, nos sentamos. En la mesa están sus libros, algo de picoteo, jamón Joselito güeno, patitas, piquitos y un cenicero. Mientras repartimos fichas, nos firma sus libros. Dice que cuenta sus historias sólo por divertirse, sin más. Lo de divertir a los demás, prefiere que le llegue por sorpresa. Por lo visto siempre está alerta a lo que pasa a su alrededor porque las ideas le surgen a partir de una noticia, una peli, un libro…  

La verdad es que nos mola un montón su rollo y estamos aprendiendo taco. Nos acaba de decir que la mala hostia es un motor que te impulsa y ¡tiene más razón que un santo! Desde luego, él ha sabido canalizarla y sacarle partido. Tiene todo un arsenal de vídeos con los que pasar la mañana, la tarde y el mes entero riendo.

Uno de nuestros prefes es el de nuestro ‘malaguita más international’. Y si te estás preguntando cómo lo llevan los protagonistas de sus vídeos, te sacamos de dudas: por lo visto, nadie se le ha quejado (por ahora). Alberto tiene la teoría de que son más inteligentes que todo eso… Bueno, o eso, o que directamente pasan tres kilos.

Te meas, ¿a que sí? ¡¿No? Bueno no todos tenemos el mismo sentido del humor. Pero no dejes de mirártelo. El que si coincide con nosotros es Juan, el chico del gorro de Amaral… pensabas que no tenía nombre, ¿verdad? Como nosotros. El caso es que el del gorro de Amaral se partió la caja al ver la viñeta que le dedicó. Sí, una donde lo ponía fino filipino. Alberto dice que es un tío muy majo y que ¡hasta le pidió el original! (Eso demuestra que además de majo es inteligente). Como Alberto trabaja directamente en el ordenador, se lo mandó firmado y tan bien se cayeron, que se lanzaron a hacer juntos el vídeoclip de “La Ratonera”. Y sí, nos ha reconocido entre risas que se lió parda. El video es el recopetín.

Aquí donde lo vemos hablando tan pancho, Alberto ha publicado poesía y animado textos de Juan José Millás y tiene una estantería enorme. Bueno, lo de la estantería lo suponemos, pero en algún sitio tendrá que poner las cosas, porque ha recibido más de 100 premios por sus cortometrajes (quizás tiene una habitación y los tiene todos ordenaicos por fecha de ganados, ¡vete a saber!). Entre anécdotas sobre publicidad, nos ha barrido otra vez en la segunda partida.

¡Ooooh! Ya se ajusta su corbata y se acicala un poco el pelo. ¡Se acabó lo que se daba! Tiene que irse porque sino, pierde el AVE. Ha sido un gustazo pasar este ratico con alguien con quien tantas risas (en diferido) habíamos compartido. ¡Hasta pronto Al! ¡Vuelve a casa, aunque sea por Navidad!

miercoles-19-todos-los-hijos-de-puta-del-mundomiercoles-19-3-todos-los-hijos-de-puta-del-mundo

miercoles-19-4

miercoles-19-5

Cómo echar la mañana llorando de risa

Ahora que te has leído tooodo el post… ¡te lo has ganado! ¡Échale un ojete a esto que te vas a mear! ¡Ah! Quien avisa no es traidor, es avisador… Vas a echar la mañana por alto, ¡y lo sabemos! Su Vine es oro puro.

No es la primera vez que recibimos estas visitas un tanto oníricas, y es que nos pasa como a Gordi de los Goonies, Michael Jackson no estuvo en casa, pero ¡su hermana sí!

Suscríbete y no te pierdas nada


Recibe nuestra newsletter para estar al tanto de todo, todo y todo

Comenta por aquí

FacebookTwitterPinterestLinkedInWhatsApp

Cookies

Este blog emplea cookies de Google para prestar sus servicios y analizar el tráfico. Conocer más sobre la política de cookies.

ACEPTAR