8 motivos por los que estudiar diseño

FacebookTwitterWhatsAppLinkedInPinterest

¿No sabes qué hacer con tu vida y te pica el gusanillo del diseño? Te hemos preparado una lista molona con ocho motivos por los que deberías estudiar diseño. ¡Fuera dudas y déjate enamorar por este maravilloso mundo!

FacebookTwitterWhatsAppLinkedInPinterest

Chico observando un mural de diseños

Si hablamos de decisiones importantes podemos decir que la más difícil es la de enfocar tu futuro profesional. Que sí, que sabemos que te encantaría que te tocara la lotería, no seremos nosotros los que te rompan las ilusiones. Pero en el lado más realista está la opción de estudiar diseño. Y si has acabado aquí, seguramente te lo hayas planteado. No una vez, ni dos, sino varias. ¿Verdad? ¡Lo sabíamos! :)

Es por eso que queremos darte ocho razones por las que deberías venir hacia la luz, Caroline… ¡Porque la luz es color! Y no lo decimos nosotros, lo decía Isaac Newton.

1. Harás cosas bonitas

Estudiar diseño

Estás paseando a tu perrete pensando en el capítulo de Anatomía de Grey que acabas de ver y de repente… lo ves. Es ese logo, con esa tipografía. Y lloras, porque no lo entiendes y te hace pupita… “¿Cómo es posible?” Esta es tu oportunidad para dar un paso al frente y aportar tu granito de arena. Harás de éste un mundo mejor. El ratón y tu tableta gráfica junto a una buena formación serán tus armas. ¡El diseño es importante y tu sabrás cómo defenderlo!

2. Aprenderás

Escritorio de diseñador

Si vas a estudiar diseño tienes que saber que es un universo tan amplio como el rango vocal de Mariah Carey. Que si tendencias, colorinchis, formas de encuadernación molonas… mil y un caminos en los que perderse, y encontrarse. ¿Qué es esto? Oh, una herramienta de Illustrator que no conocías. ¿Y esto otro? ¡Nuevas tintas! Un poquito de diseño editorial por aquí, diseño web por allá… vaya, mandanga de la buena. Si te gusta aprender, investigar, divertirte también, y tienes la misma sed por aprender que Mario Vaquerizo por la cerveza… ¡al lío!

3. Descubrirás música

Estudiar diseño

En las horas y horas que pasarás delante del ordenador harás muchas visitas a la nevera, eso es inevitable. Pero lo bueno de estudiar diseño es que abrirás Spotify muchas veces. Empezarás por Raphael, pasarás por Vetusta… y acabarás a saber con qué. Cuando te des cuenta tendrás una biblioteca musical estupendísima y habrás descubierto ese grupo tan cuqui que te pone de tan buen humor. Volver a la tarea será siempre pan comido y tendrás más conciertos a los que ir. Win-win!

4. Experimentarás

Estudiar diseño

Dicen por ahí que el mayor enemigo de un diseñador es un lienzo en blanco, pero también tiene una parte muy buena. Y sí, el diseño es un arte que tiene que respetar ciertos aspectos, pero si vas a empezar no te atormentes con esto. Pinta, haz formas, colorea, compón… ¡sé libre! Prueba y error. Así en bucle hasta que encuentres tu estilo. Colores con los que te sientes cómodo. Tipografías que te enamoran. En no mucho tiempo serás un campeón y sabrás ganarle el partido a cualquier página en blanco.

5. Conocerás a gente molona

Estudiar diseño

Lo maravilloso de embarcarte en la aventura de estudiar diseño es que por primera vez en mucho tiempo compartirás este universo con gente que tiene la misma pasión que tú. ¡No estás solo en este mundo tan oscuro! Encontrarás el verde de tu rojo, el violeta de tu amarillo y el naranja de tu azul. ¿Que a qué nos referimos? ¡Otro motivo por el que deberías estudiar diseño! ;)

6. Educarás a tu ojo

Escritorio con revistas y ordenador

Somos como una esponja, todo lo que vemos lo vamos guardando en una especie de baúl del IKEA del sistema nervioso. ¿Y qué hacemos con ese baúl lleno de referencias apretujadas y mezcladas? Ordenarlo todo. Y ojo, nunca mejor dicho, porque no es una tarea fácil. ¿Cómo conseguirlo? ¡Educándote visualmente! Serás capaz de reconocer las buenas referencias y las menos buenas… las desterrarás para siempre. Es esencial y primordial. ¡Saca el cuaderno y abre bien los ojos!

7. Te especializarás

Estudiar diseño

Saber un poquito de todo está bien, pero saber mucho de algo mola cantidubi. Si entras en este mundo podrás especializarte en cualquiera de sus campos. El abanico de posibilidades es infinito y el nivel de especialización aún más alto. ¿Que a ti lo que realmente te apasiona es el packaging? Pa’lante. ¿Que tú lo que quieres es hacer branding? ¡Perfectísimo también! No lo dudes, hay un sitio para ti, y te está esperando.

8. ¡QUERRÁS MÁS!
Estudiar diseño

Empezar a estudiar diseño es una momento apasionante. Será una carrera de fondo y tendrás varios quebraderos de cabeza, pero las alegrías y las satisfacciones pesan más y son más bonicas. ¡Mucho más!

En poco tiempo, si te lo tomas en serio, estarás dedicándote a algo que te hace feliz, y oye, no todo el mundo puede decir lo mismo. Se despertará tu creatividad, tu curiosidad asomará la patita y en poco tiempo estarás devorándolo todo.

Después de estas ocho razones esperamos que estés decidido y con más ganas que nunca de embarcarte de lleno en este mundillo. No podemos decirte que será fácil, pero posiblemente sea una de las decisiones más apasionantes de tu vida. ¡Déjate llevar y fórmate para ser el/la crack del diseño que estás destinado/a a ser! :)

Suscríbete y no te pierdas nada


Recibe nuestra newsletter para estar al tanto de todo, todo y todo

Comenta por aquí

FacebookTwitterPinterestLinkedInWhatsApp

Cookies

Este blog emplea cookies de Google para prestar sus servicios y analizar el tráfico. Conocer más sobre la política de cookies.

ACEPTAR