FacebookTwitterWhatsAppLinkedInPinterest

¡Qué dura es la vida del genio convertido en premio! Ahí está el pobre Goya, triste y sólo. Posando de perfil mientras espera a que algún alma con talento se lo lleve a casa. ¡Tranquilo…

Cookies

Este blog emplea cookies de Google para prestar sus servicios y analizar el tráfico. Conocer más sobre la política de cookies.

ACEPTAR