8 regalos de San Valentín para tu medio pomelo creativo

FacebookTwitterWhatsAppLinkedInPinterest

¿Se te revuelve un poco el estómago con tanta cursilería San Valentinosa? Sí, la palabra nos la hemos inventado pero tú nos entiendes. Te traemos una alternativa: 8 regalos de San Molón para tu medio pomelo creativo.

FacebookTwitterWhatsAppLinkedInPinterest

Regalos de San Valentín para personas creativas

Nosotros no tenemos nada en contra de las tarjetitas “retroñoñas” con corazones, las rosas y los bombones esos que vienen en una caja roja, porque el rojo mola, y en fechas como estás pues se pone más de moda que nunca. Pero somos más de regalar todo el año, y de regalar cosas que cualquier mente inquieta querría.

Si tu medio pomelo es una persona creativa, seguramente sea de los nuestros. Hoy te ofrecemos 8 regalos, para el día más moña del año, que le van a venir a tu amado, mejor que a Rosalía el acento andaluz.

1. Lego de San Valentín

¡Copón! Un lego es un lego. Si eres creativo y no te gustan los legos, ¡míratelo! Es un regalo que vale para todas las edades. Si tu amor es tu hijo de diez años, vale. Si es tu marido de 60, también vale. Un lego es como un billete de 500 euros, eso nunca falla.

140 piezas súper coloridas para enamorar.

Abeja Lego de San Valentín

 

2. Declárate con un dictador.

Si a tu media sandía le gusta el cachondeo del bueno, con las tarjetas de Ben Kling vas a triunfar.

Unas tarjetas de San Valentín con pequeños juegos de palabras protagonizadas por pensadores, escritores, filósofos y… ¡dictadores! ¡Fascismo del bueno, pla, pla, pla!

Oye, que además de originales y divertidas, son educativas.

Tarjetas de San Valentín de Ben Kling

Tarjetas de San Valentín de Ben Kling

 

3. Café estés donde estés.

Si hay algo que casi todos los creativos tienen en común, es su adicción al café, que se lo digan al gran Lucreativo.

No se nos ocurre mejor regalo que la cafetera Nanopresso portátil. No sólo porque así vas a tener café estés donde estés, sino también porque es una vacilada y nos encanta. Un chorrazo necesario.

4. Decoración moderna con un toque vintage

Si tienes dinero para tostar una vaca con billetes de 100 un día de lluvia, te presentamos este reloj de Cloudnola.

Diseño limpio, elegante y moderno pero con un toque clásico, ¡ya hablamos como el Teletienda! Bonito es un rato.

5. Algo personalizado para su niño interior

Un visor de imágenes 3D. Aunque suene a futurista, esto tiene más años que la madre de Marco. Aparte de seguir con la moda retro, si lo personalizas con foticos graciosas, vas a quedar de escándalo con un regalo divertido, bonito y muy personal. De nuestros favoritos sin dudarlo.

Visor 3D personalizado

6. Suscripción a una revista cuqui

Para que no te vuelvas loco buscando, te dejamos nuestro post con  las 8 revistas mejor diseñadas del mundo y el de Rayitas azules, con su selección de las mejores revistas independientes de 2018. Elige una y regala papel, que no se muera, ¡vamooooos!

7. Un curso para los amantes del DIY

¿Por qué no regalarle un curso a ese o esa manitas que te ha robado el corazón? ¡Ladrón! Es un regalo que no tiene desperdicio. Cuando tu pareja acabe el curso, seguro que te cae algún detalle DIY de lo que ha aprendido.

Cursos de cestería, técnicas de encuadernación o serigrafía serán una buena base para tu regalo futuro.

Cursos de artesarnía como regalo de San Valentín

8. Regalos para echar la tarde.

Un puzzle 3D. Algo bonito para decorar y tener a tu media granada entretenida toda la tarde.

Estos de Timorn de papercraft (de papel de toda la vida) nos gustan mucho y no nos importaría tenerlos en nuestro salón.

Regalos de San Valentín originales. Papercraft 3D

¿Qué se nos ha olvidado? ¿Se ha olvidado de ti el gordo de las flechas? Pues si eres creativo, regálatelo tú, y en la tarjeta de remitente te inventas un novio, novia o animal de compañía.

 

 

 

 

 

 

Suscríbete y no te pierdas nada


Recibe nuestra newsletter para estar al tanto de todo, todo y todo

Comenta por aquí

FacebookTwitterPinterestLinkedInWhatsApp