8 maneras de acercarse al diseño de packaging

FacebookTwitterWhatsAppLinkedInPinterest

Es cosa clara que el diseño gráfico está en todas partes: en la portada de ese libro que has empezado tres veces y aún no te has acabado, en el cartel de tu peli favorita,…

FacebookTwitterWhatsAppLinkedInPinterest

Es cosa clara que el diseño gráfico está en todas partes: en la portada de ese libro que has empezado tres veces y aún no te has acabado, en el cartel de tu peli favorita, en las cientos de miles de marcas que nos rodean, en la pegatina que viene de regalo entre los gusanitos o en la tarjeta de ese restaurante donde se come muy bien pero diseñan muy mal.

El diseño está en todas partes, pero no en todas partes es bueno. Es posible que esos talentos latentes que intentan abrirse paso en las escuelas de diseño, no sean conscientes de que quizá, el lugar con mayor concentración de diseño por centímetro cuadrado, es el súper. Seas más de Mercadona o de Carrefour (o de Lidl, que tienen muy buen chocolate), son cientos o miles las cajas, paquetes, botellas y briks los que pueblan estanterías y cabeceras de pasillo. Todo ese papel, cartón, plástico o cristal, tiene que “adornarlo” alguien. Todos esos packagings, joven padawan del diseño, puede que algún día tengas que hacerlos tú.

Pensando en eso, en que hay muchas almas por el mundo enfrentándose a su primer diseño de packaging y quizá alguna este ahora mismo en este blog, Nos hemos decidido a redactar este post. Ocho cosas que nos habría gustado que nos enseñaran el día que alguien vino y nos dijo: “¡Eh, tú! Tienes que diseñar el packaging de…” En definitiva, ocho maneras de acercarse al packaging.

1. Un video: “The power of packaging”

¡Oye, oye! ¡Que estamos empezando! No te creas que este minuto y medio de video te va a enseñar todos los secretos. El vídeo es un anuncio de la línea de maquinaria de envasado de Bosch y, en sí, no viene a decir nada interesante desde el punto de vista teórico, pero si viene a decir muchas verdades. Además tiene musiquita emocionante y una voz en off de esas profundas rollo motivacional que van muy bien para coger fuerzas antes de enfrentarse por primera vez al reto de diseñar un packaging. Está en inglés muy basiquito, pero por si acaso no te manejas aquí tienes un resumen: “A veces el packaging es arte, a veces estrategia, a veces te hace sonreír, a veces es una sutil seducción…” Resumiendo: el packaging puede tener un diseño u otro dependiendo de su función.

2. Un artículo: “El diseño vende” (Diario El País)

¿Estás estudiando diseño? Si estás estudiando diseño y faltas a la clase sobre packaging (¡mal!), o estás estudiando diseño y vas a la clase de packaging pero andas pensando en tus cosas (¡mal!), habrás cometido un gran error. Pero, imaginándonos por un momento que podría habernos pasado a nosotros, te hemos buscado un artículo bien completito que seguro que suple algunas de las lagunas de tus apuntes y de tu mente. ¿Formato? ¿Jerarquización? Aquí se ve que no sabían muy bien que era eso porque no hay ni una negrita en los más de 10 párrafos de artículo, pero la información que ofrece merece la pena, así que échale un vistazo (incluso si no faltaste a clase y estuviste muy atento). No te asustes por la fecha, que aunque el artículo tiene ya una década, tiene definiciones esenciales (al final, en la “Guía esencial”) válidas a día de hoy y un nutrido resumen sobre la historia del diseño de packaging en España con más de un nombre que debes conocer. Si quieres más información más teórica también puedes echarle un ojo a este.

3. Un tablero de Pinterest: Packaging de Bonitismos

Hay una cosa que no nos puedes negar: antes de sentarse a hacer un envase, es obvio que hay que ver muchos envases. Hay que ver como otros se plantean estructuras, cómo sitúan esos elementos “difíciles” que son indispensables en el diseño como los datos de contacto, los ingredientes de un producto, la fecha de caducidad, el código de barras… Hay que acercarse poco a poco, y para ello Pinterest puede ser una herramienta interesante. Nosotros te dejamos aquí el enlace al tablero de Bonitismos (que llevan nuestras amigas Auxi Barea y Rocío Espina), pero lo ideal es que te crees el tuyo, con cosas que te resulten interesantes a ti, que llamen tu atención o que vayan con tu estilo y tu manera de ver el diseño. Mola guardar esas cosas que un día te hacen decir “¡Qué chulo!”, para revisarlas antes de abordar un proyecto.

4. Un Behance sólo de packaging ¡El paraíso! 

No vamos a descubrirte la rueda, seguro que ya conoces Behance. Lo que a nosotros nos costó más tiempo averiguar es que existen espacios dedicados exclusivamente a una disciplina del diseño: packaging, tipografía, ilustración… Y que en su página principal, puedes ver proyectos destacados por Behance en esa categoría concreta. Así que para empezar a rellenar ese tablero tuyo de Pinterest dedicado al packaging (o simplemente para disfrutar y encontrar inspiración), ya puedes estar entrando en el Packaging Design Served de Behance ¡Aquí casi todo es canela de la fina!

5. Un blog: Ambalaj

¡Yo sé que tu ya sabes que este blog es el mejor del mundo! ;) Pero sí que es verdad que el packaging es un mundo enorme y complejo, y que aquí se habla de diseño e ilustración en general. Así que, aunque te encante Sleepydays, si estás dispuesto a meterte de lleno en el mundo del envase y el embalaje, es recomendable que añadas a tu lista de favoritos otras direcciones que te ayuden a ver novedades y a conocer quien hay detrás de los proyectos que lo están petando en packaging. Hay muchos blogs sobre packaging, pero te recomendamos Ambalaj, un blog sobre packaging de alimentación ¡Ya, ya! Está en inglés. No obstante, es muy visual. Además, puedes conocer proyectos internacionales y, lo más importante, no quedarte sólo en ver fotos de packaging chulos, si no saber un poco más del por qué o de los materiales empleados en el trabajo. Si necesitas más lugares, puedes revisar esta lista de nuestros amigos de El Cuartel.
Nota: Si eres de los que sólo va a mirar las fotos es hora de que pongas solución a tu inglés :P
 
 

6. Un nombre español: Pati Nuñez

¿No irás mucho por la perfumería de Mercadona, no? Si es así, más de uno de los envases que verás a tu alrededor están diseñados en el estudio de esta gran profesional. Pero igual por otros sitios también te los encuentras, porque desde hace tiempo están muy especializados en packaging y branding. Su estilo es sencillo y apuestan por la claridad y la limpieza en la imagen de los productos ¡A veces hacerlo bien es más fácil que hacerlo mal! Patricia Núñez empezó su andadura en 1978, en Barcelona, cuando se graduó en Diseño Gráfico. Desde entonces todo ha sido un no parar de trabajar, pero de trabajar bien. El estudio define así su filosofía de trabajo: “La clave consiste en seleccionar los conceptos que definen la identidad del producto y a partir de ellos, trazar una estrategia de marca coherente. De este modo surgen el naming, la arquitectura del diseño, el estilo gráfico, la forma del envase y las herramientas comunicativas.” Estos son algunos de sus trabajos:

7. Un libro: La serie de The Pepin Press

Como ya te hemos dicho, el packaging es un mundo amplio y complejo, así que para convertirte en un erudito (o si no al menos saber un poco de qué va el tema) hay una biblioteca de títulos a los que puedes acudir para ampliar conocimientos. Al Sr. Sleepless en concreto, siempre le ha gustado mucho la serie de The Pepin Press (How to fold, Estructural Package Design…) son unos libros de estructuras que te ayudan y salvan la vida en más de una ocasión. Es un punto de partida ideal, ya que luego puedes modificar los diferentes troqueles a tu gusto en Illustrator. Y lo mejor de todo, alguien en Internet seguro que ya ha decidido compartir estos archivos. Dale a Google, verás. Lo mejor para vosotros, claro… Para “Pepin” no será tan bueno. Esta serie está, entre otros títulos, en el apartado de packaging de la estantería del estudio.

8. Un packaging perfecto

Existen un montón de trabajos “guaperrimos” muy bien hechos, ya lo habrás visto si has echado un ojo a los sitios enumerados en este post. Lo importante no es saber cual es mejor o peor, si no fijarse en qué denominadores comunes tienen los que son realmente memorables: envases emocionales, inteligentes y que apelan a los sentidos, que aportan un valor añadido, logrando crear en el comprador, en muchas ocasiones, un sentimiento de deseo más por el continente que por el contenido.
_
Esperamos que, tanto si eres un tierno estudiante de Diseño Gráfico, como si simplemente te interesa el mundillo, el artículo te haya resultado interesante. Si eres un aprendiz de diseñador ¡Ahora te toca respirar hondo, meterle mano al asunto, y crear un packaging chulo que luzca en tu portfolio!
¡Mucha suerte!

Suscríbete y no te pierdas nada


Recibe nuestra newsletter para estar al tanto de todo, todo y todo

Comenta por aquí

FacebookTwitterPinterestLinkedInWhatsApp

Cookies

Este blog emplea cookies de Google para prestar sus servicios y analizar el tráfico. Conocer más sobre la política de cookies.

ACEPTAR