8 consejos para ser más creativo

FacebookTwitterWhatsAppLinkedInPinterest

De esos días que te sientas a trabajar y sientes que han lavado tu cerebro con Neutrex del futuro, porque tienes la mente tan en blanco como ese papel que tienes que llenar de algo. Pues eso.

FacebookTwitterWhatsAppLinkedInPinterest

¿Eres creativo? ¡Menuda preguntita! Hay quien cree que ser creativo es como ser un guay de la vida o algo así, y no. No tiene nada que ver con eso. Dice la RAE que creativo es todo aquel que posee o estimula la capacidad de crear y que, a su vez, crear es producir algo de la nada. Por esa regla de tres, puedes ser más creativo de lo que eres y, lo que es más importante: todos, absolutamente todos, podemos ser creativos. Da igual quiénes y cómo seamos.

¿Cómo que no? Lee bien esa definición y presta atención a esa palabra que suena tan libidinosa: estimular. Puede que ahora mismo haya gente en el mundo que sienta que no tiene la capacidad de crear, pero siempre está tiempo de estimular esa aptitud. La creatividad no es más que un músculo que hay que entrenar,  cuando empiezas a ejercitarlo te das cuenta de que eso es tan así como que la lluvia moja.

La creatividad no es más que un músculo que hay que entrenar.

Por eso, por si un día te da la pajarraca creativa, o por si te sientes fofo el cerebro y te planteas el empezar a ejercitar tu musculatura mental, te traemos ocho consejitos que te pueden ser de utilidad.

1. Haz cosas chulas siempre que tengas tiempo

Piénsalo. ¿Crees que se te pueden ocurrir ideas geniales encerrado en un cuartucho contigo mismo? ¡Exacto! La respuesta es no. Así que, siempre que tengas oportunidad, sal a la calle a hacer cosas. Para tu estabilidad mental, es muy recomendable que hagas un poco de ejercicio casi a diario y, después, saca un rato el fin de semana para liarla pardil. Sube una montaña, mójate los pies en la playa, o escápate a un pueblecito que este cerca. Por ejemplo, estos de aquí abajo se lo están pasando bien.

Hay que vivir para crear.

2. Frecuenta sitios con gente y lee el periódico de los domingos

Si te pones a leer o ver entrevistas a escritores, guionistas, ilustradores… Te darás cuenta de que muchos dicen lo mismo: “Me inspiro en las nubes, en los pájaros y (aquí viene lo bueno) en las conversaciones que oigo en el autobús o en la cafetería, o las historias curiosas que leo en el periódico”. Pues eso, las historias y las ideas están en la gente, así que sal a buscarla. ¿Ves? Ahí abajo debe haber miles de historias.

3. Lleva siempre un cuaderno encima

Y es que, claro, si la señora con la que coincides por las tardes en el metro acaba de decirle una frase ocurrentísima a esa amiga con la que va todos los días a pilates, ¿cómo piensas acordarte cuando te pongas a trabajar? Woody Allen escribe las ideas de sus guiones en servilletas, pero tú puedes tener un poco más de glamour y comprarte un cuaderno enano para llevar siempre en el bolsillo. Así es menos probable que las ideas se te escapen y, si no, siempre puedes usarlo para escribir enviar mensajes de amor.

4. Busca tu inspiración en lo que ya se ha hecho

Lo de que no hay nada nuevo bajo el Sol ya lo decían en la Biblia, y ese libro no es de ayer precisamente. La base de las pelis actuales son, en muchas ocasiones, re-interpretaciones de Shakespeare o de mitos griegos. Y es que, todo está inventado. ¿Qué así como se puede ser creativo? Pues mirando todo eso que ha se ha hecho con otros ojos, dándole una vuelta de tuerca, mezclándolo con otras cosas…

5. Ponte ejercicios para ser más creativo

Ya hemos dicho que la creatividad es un músculo y que necesitas ejercitarlo. Seguro que los culturistas lo hacen con los bíceps. Así que, un buen ejercicio puede ser proponerte crear partiendo de una palabra. Abre el libro o la revista que tengas más cerca y, con los ojos cerrados, señala con el dedo una palabra al azar. Cuando la tengas intenta hacer un pequeño dibujo o escribir una pequeña historia en torno a esa palabra. Ejercicios como este hay mil, así que se creativo incluso a la hora de ponértelos.

6. Plantea limitaciones cuando hagas esos ejercicios

Dicen algunos estudiosos que la creatividad no es más que la resolución de problemas con los recursos que se tienen y de la mejor manera posible. Como siempre hay que ir más allá, cuando ya te acomodes con el ejercicio anterior (o cuando no), ponte unas limitaciones. Si vas a ilustrar, puedes plantearte cosas como “tengo que usar el rojo”, o “únicamente voy a dibujar con cuadrados”, “tengo que hacer esto sólo con líneas”; y si vas a escribir, puedes limitarte con cosas como “tiene que suceder de noche” o”sólo puede aparecer un personaje”. Al principio pensarás que tu cabeza va a explotar, pero eso nunca pasa. ;)

7. No le tengas miedo a los experimentos

Los grandes inventos de la humanidad vienen de la casualidad o de la experimientación. Lo de la casualidad es como el amor, no se puede forzar, pero tienes la opción de ponerte a experimentar. Gracias a Dios no trabajamos con productos químicos ni pirotécnicos, así que no tengas miedo. Cuando sacas un rato para ti no defraudas a nadie, nadie va juzgar tu trabajo; así que siéntete libre de ser tú mismo y hacer todo lo que quieras. Pero para que funcione tiene que ser así, tiene que ser un trabajo para ti.

8. ¡Trabaja todos los días! Bueeeno, los domingos vuelve al punto uno y sal a hacer cosas chulas

Por desgracia, con esto de la creatividad pasa como con otros deportes. No hay milagros y todo lo que sea doparse es ilegal y hace mal al cuerpo. Así que no hay más remedio que entrenar todos los días para no perder masa cerebral y conservar el tono muscular. Las vacaciones son necesarias para oxigenar, pero si sin demasiado largas te pueden llegar a oxidar. ¡Uh! Cuanto pareado junto en el mismo párrafo… ¿Lo has entendido, no? La inspiración te tiene que pillar trabajando.

Si sigues nuestros ejemplos comprobarás como cada día te ves más sueltecito y te cuesta mucho menos eso de tener ideas. No lo dejes todo a la imaginación y trabaja un poco mucho. ;)

Suscríbete y no te pierdas nada


Recibe nuestra newsletter para estar al tanto de todo, todo y todo

Comenta por aquí

FacebookTwitterPinterestLinkedInWhatsApp

Cookies

Este blog emplea cookies de Google para prestar sus servicios y analizar el tráfico. Conocer más sobre la política de cookies.

ACEPTAR