8 pasos en el Arte Urbano con Dadi Dreucol

FacebookTwitterWhatsAppLinkedInPinterest

¿Has oído hablar de MAUS de Málaga? Si te gusta el arte urbano, seguro que sí. Pero Málaga es grande, y tiene otras zonas en las que sorprenderte al doblar una esquina o al asomarte…

FacebookTwitterWhatsAppLinkedInPinterest

¿Has oído hablar de MAUS de Málaga? Si te gusta el arte urbano, seguro que sí. Pero Málaga es grande, y tiene otras zonas en las que sorprenderte al doblar una esquina o al asomarte a algún rincón aparentemente olvidado. Dadi Dreucol es uno de los artistas que hacen de las calles algo un poco más interesante…

Por eso, cuando quisimos hacer uno de nuestros Ocho sobre arte urbano, le pedimos que colaborara con nosotros. Afortunadamente no dudó en hacerlo, contestando a nuestras preguntas y eligiendo Ocho obras de arte urbano o intervenciones de las calles de su ciudad que, por uno u otro motivo, quería invitarte a descubrir.

Este artista malagueño, de estilo muy reconocible, lleva años dejando su huella en el Guadalmedina, en calle Madre de Dios, en el ya mencionado Soho, o en el propio Centro de Arte Contemporáneo de Málaga, además de en otras ciudades.  Seguro que has visto en algún rincón al señor barbudo que suele protagonizar sus pinturas y que, como él mismo explica,  se trata de alguien libre de ataduras que no atiende a normas ni marcas, y quiere romper con el orden establecido.

Actualmente se encuentra en Colonia (Alemania), disfrutando de una beca en una galería y experimentando con nuevos lenguajes gráficos. Sus planes para este año son de los más halagüeños: una exposición individual en su tierra natal, que abarcará su obra de manera completa y extensa y que, se espera, se mueva después a otros lugares. Quizá esta exposición ayude a impulsar el arte urbano en Málaga que, según palabras del propio artista, va lento en comparación con otras cuidades de España y, claro está, de Europa. No obstante, no pierde la esperanza porque siempre hay destellos interesantes de talento,  y la evolución es sólo una cuestión de tiempo. 

Cuando le preguntamos por sus referentes, Dadi Dreucol no puede nombrar sólo a unos pocos porque los cuenta por cientos, aunque se atreve a decir que últimamente los encuentra más en otras artes como el cine o la literatura. Y es que, este artista, conoce el arte desde dos puntos de vista distintos: el académico (pues es Licenciado en Bellas Artes), y el de la calle, lo que le permite afrontar su trabajo de una manera diferente a cómo lo hacen sus compañeros estrictamente de la calle, y a como lo harían sus compañeros únicamente académicos.

Su mensaje para quienes, como hizo él en su momento, quieren lanzarse a llenar de arte las calles, es que no piensen en la legalidad o ilegalidad del “street art”, que simplemente lo hagan. Eso es lo que hace él.

Así que amárrate los cordones y prepárate para dar un paseo por Málaga. Pero por una Málaga diferente que quizá no conoces, o conoces poco: la de las ideas, la de los mensajes, la de las reivindicaciones. Dadi Dreucol y ocho intervenciones de arte urbano en Málaga. Porque cómo el mismo añade al cierre de la entrevista, “The truth is out there”:

1. Lalone y Elafil se han convertido en un clásico de la escena callejera malagueña con ese estilo proveniente de una escuela muy particular: la suya propia. Probablemente sean de esos artistas con un talento técnico superior a la media, de los que resuelven problemas muy rápido frente a la pared. Y eso se agradece. Malakkai es un amigo de ambos que viene de Almería, pero no os engañéis, su estilo es bien conocido allende de nuestras fronteras. Este mural es ineludible si paseas por el barrio de Lagunillas, el Soho espontáneo de Málaga.

2. Presto. Hablar de Presto es definir el concepto de escritor de graffiti. Probablemente el más completo de Málaga. Cualquier persona que haya coqueteado con la acción de escribir su nombre en las paredes de esta ciudad conoce el nombre de Presto. Más de quince años sin apenas descanso. Calles, chapas y trenes de España y Europa lo avalan. Por eso no puedo elegir solo una intervención. Basta con que miréis por la ventanilla del tren o del coche para verlas. Un portento en cuanto a clase y perseverancia. Un ejemplo para el mundo del graffiti local.

3. DDarko. En Málaga es difícil encontrar intervenciones urbanas fuera del graffiti tradicional, aunque poco a poco van ganando popularidad. Desde hace varios años DDarko experimenta con otras formas de expresión en el espacio urbano; y si además le sumamos que, en su mayoría, no están realizadas en Málaga sino en Fuengirola, su caso se nos torna aún más especial. Bien por él. No dejéis de seguir su trabajo, no solo en la calle sino también en espacios expositivos, el otro gran obstáculo a superar por este nuevo circuito de artistas.

4. IMON. Un soplo de aire fresco es siempre bienvenido. Y ahora mismo si buscamos un estilo fresh en Málaga, los ojos se nos van a desviar hacia las piezas de este joven escritor de graffiti; y lo llamo escritor porque no ha abandonado la práctica, inseparable de esta disciplina, consistente en escribir tu nombre. Su pseudónimo es IMON, y aporta en los muros de esta ciudad lo que otros no han sabido: un estilo muy desenfadado, colorido y expresivo; revitalizando lugares abandonados y a las afueras como éste, la clásica ría graffitera del polígono Guadhalorce, en donde se emplaza la pieza que vemos a continuación, paradigma de su estilo personal.

5. Tennis. Es conocido por pintar “tenis”, la palabra empleada en Málaga para referirse a las zapatillas deportivas. Resulta pertinente explicar esto, porque Tennis, aparte de representar estos modelos de zapatillas en las paredes, también ha plasmado los rostros de ciertos personajes populares de la zona, como Mocito Feliz o “el cuñao”; haciendo referencia quizás a algo que suele olvidarse en la intervención urbana, que es la identificación con el lugar, lo que en términos artísticos se entiende como “site specific”. En este caso mostramos una de sus piezas características junto al modelo original, siempre en consonancia con el lugar.

6. El nuevo Boulevard de San Andrés en Málaga alberga un buen número de grandes muralistas de toda España y una importante variedad de estilos. Es difícil elegir una sola obra, pero en mi afán por mostrar nuevas perspectivas creo que es justo, recomendamos especialmente el mural del valenciano Deih; que se hizo con uno de los premios del concurso allí celebrado. Su lenguaje y su mundo personal de ciencia ficción se dan cita en una pieza resuelta con presteza y calidad, cuyo resultado no defrauda. Si lo visitáis, no dejéis de ver las demás piezas allí emplazadas con figuras de talla internacional como Mr. Chapu, Sex o Dulk.

7. DALeast. Hace dos años la palabra Málaga durante varios meses y en numerosos medios especializados y no especializados de todo el mundo, gracias al proyecto MAUS, se unió indefectiblemente a la de “street art”. Artistas top de la escena mundial pintaron medianeras y grandes paredes de edificios de la zona apodada con el controvertido nombre de Soho. El paseo mirando a las alturas por este barrio es ya una actividad obligada para turistas y curiosos de todo ámbito. Entre las innumerables piezas, y de acuerdo con mi propósito de no centrarme únicamente en el hit, voy a destacar la obra creada por el chino DALeast, en una esquina entre la calle Tomas Heredia y la Alameda Principal. Aunque ocupando un espacio muy céntrico, no han sido pocas las personas que no han advertido la situación de este mural, por eso mismo os animo a levantar la vista y apreciar esta impactante imagen en directo. Imágenes tomadas por Latrama Lab.

8. Decrepit Crew. Para terminar, no quería dejar de mostrar, bajo mi punto de vista, la intervención urbana más significativa de Málaga. No es la primera vez que una persona o un grupo de personas, en este caso, realiza algo por necesidad sin darse cuenta de que está logrando un objetivo buscado con ansiedad por gentes de otras disciplinas. Decrepit Crew es como se hacen llamar los chavales y no tan chavales, que tras ser expulsados de la mítica Plaza de la Marina por algo tan “terrible” como patinar, decidieron crearse su propio skatepark en un lugar absolutamente olvidado del centro de la ciudad: el cauce (casi siempre seco) del río Guadalmedina, a la altura del Puente de los Alemanes. Aspectos como el “do it yourself”, el asociacionismo, e incluso parámetros situacionistas, hacen de esta acción una de las más interesantes de la ciudad; además de reivindicar, probablemente sin intención, la funcionalidad pública de una creación en el espacio urbano.

Desde aquí le damos las gracias a Dadi Dreucol por colaborar tanto y tan bien con este humilde blog. A él le deseamos la mejor de las suertes en lo que viene, y a ti que salgas a la calle a ver y palpar estas y otras obras, en Málaga y en cualquier ciudad, que hacen del espacio público una colección de historias. Y si conoces algún lugar de la calle al que debamos mirar, no dudes en contárnoslo ;)

¡Gracias!

Suscríbete y no te pierdas nada


Recibe nuestra newsletter para estar al tanto de todo, todo y todo

Comenta por aquí

FacebookTwitterPinterestLinkedInWhatsApp

Cookies

Este blog emplea cookies de Google para prestar sus servicios y analizar el tráfico. Conocer más sobre la política de cookies.

ACEPTAR