8 curiosidades sobre los Oscars para pasar una noche de cine

FacebookTwitterWhatsAppLinkedInPinterest

¡Ya están aquí los Oscars dispuestos a que los agarren fuerte mientras los premiados los agradecen desde al vecino del cuarto hasta a la enfermera que asistió su parto! ¿Quieres unos cuantos datos curiosos para ir de interesante cuando toque comentarlo todo? ¡Aquí tienes unos cuantos!

FacebookTwitterWhatsAppLinkedInPinterest

oscars-ceremonia-premios-2016

Aún no nos hemos recuperado de la gala de los Goya cuando van y entregan los premios Bafta y estamos a las puertas de los Oscars. ¡Qué estrés! Aunque ojalá todos los meses fueran así, y cada semana se reconociera el trabajo de quienes hacen cosas grandes por esto del arte, ya sea en forma de cine, de teatro, de danza o de ilustración (qué vamos a decir nosotros).

Pero vamos a lo que toca en este artículo, que son los Oscars. Y es que somos muchos los españolitos que un domingo de febrero nos acostamos a las tantas viendo (los menos con suerte) o escuchando por la radio (los más) la ceremonia de entrega de los premios más codiciados por quienes se dedican al cine. Pero pocos son los que conocen todos los detalles, curiosidades, puñetas y entresijos de los premios de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de Hollywood.

¿Quieres ser uno de esos que se cuentan con los dedos de una mano? ¡Pues aquí tienes curiosidades a pares para que puedas dártelas de entendido si tienes la suerte de disfrutar de la gala en buena compañía! Si no es tu caso siempre puedes marcarte el pegote con tu gato acurrucado en el sofá, o mejor, a la mañana siguiente en la oficina.

1. El padre de los Oscars es irlandés

Pues sí, así son las paradojas de la vida. Oscar nació en una cena en Hollywood. Allí, el 11 de Mayo de 1027, el presidente de MGM pensó que era buena idea crear un premio que reconociera a la mejor película del año. A su lado cenaba Cedric Gibbons, un irlandés de Dublín que emigró a América con su familia, y que por aquel entonces era director de arte de MGM. Cedric esbozó en un papel una figura de un caballero armado con una espada sobre un rollo de película y voilà! Nació Oscar. Os dejamos una foto del padre con toda su “pintaza” de galán y su criatura.

cedric-gibbons-diseñador_oscars

2. Un Oscar vale exactamente un dólar

¿Son de plástico? ¡Nada más lejos! Antes eran de bronce bañados en oro, ahora de una aleación de diferentes metales. Pero nada de plastiquete, que el muchacho pesa algo más de 3 kilos. Lo que pasa es que han sido muchos los que, mirando más el parné que el honor del premio, vendieron su estatuilla.

Para evitarlo, los premiados firman un contrato en el que se especifica que, antes de vender a un tercero la figurita que tienen en la estantería, tienen la obligación de ofrecérsela a la Academia por el simbólico precio de un dólar. No obstante, son muchos los que han conseguido colarlas en el mercado negro y llevarse algo más que un billete con la cara de Georges Washington.

cuanto-vale-oscar

3. Michael Jackson compró el Oscar más caro del mundo

Aún no trabajamos para Gloria Serra en Equipo de Investigación, ni es tan fácil acceder a la agenda de la gente que compra y vende en el mercado negro. Lo que pasa es que la idea del dólar se le ocurrió a la Academia en 1950, así que todos los que se entregaron antes de esa fecha se han podido comprar y vender libremente con nombres y apellidos.

El más caro (legalmente) lo compró el difunto rey del pop por la módica cantidad de 1.540.00 dólares, y era concretamente el Oscar que ganó Lo que el viento se llevó a la mejor película en 1940. ¿Alguna cifra más? Podemos contarte que Steven Spielberg compró por algo más de 1 millón de dólares los Oscars que ganaron Clark Gable en 1935 y Bette Davis en 1939. No es que no tuviera bastante con los suyos (que son tres), es que se hizo con ellos en una subasta para después donárselos a la Academia. ¡Sin dinero para el parking que va el bueno de Steve!

steven-spielberg-compra-oscars

4. No todos los Oscars son iguales.

Efectivamente, todos los que se entregan últimamente son iguales. Sin embargo, en la historia de estos premios hay dos excepciones con respecto al diseño del galardón.

El primer caso se dio en 1938, cuando el ventrílocuo Edgar Bergen recibió el Oscar honorífico por haber creado al muñeco Charlie McCarthy (la Doña Rogelia estadounidense). En aquella ocasión el Oscar fue tallado en madera, a la proporción del muñeco y con la boca articulada.

La segunda excepción se dio un año más tarde, en 1939, cuando Walt Disney recibió el Óscar también honorífico por Blancanieves y los siete enanitos. Había un Oscar como todos los demás, pero la peana se extendía y albergaba a otros siete Oscars chiquiticos.

oscar-diferente-historia-ventrilocuo

oscar-blanca-nieves-enanitos

5. Katharine Hepburn es la actriz más premiada, pero no la más nominada

La actriz más reconocida por los premios de la cinematografía de Hollywood es Katherin Hepburn. En total recibió 4 estatuillas a lo largo de su carrera (En el estanque dorado, El león en invierno, Adivina quién viene a cenar esta noche y Gloria de un día) de las 12 a las que fue nominada.

Solamente una menos de a las que, hasta ahora, ha sido propuesta la polifacética Meryl Streep. De esas 13 opciones a llevarse el Oscar a casa, Streep ha resultado la ganadora en dos, en 1983 por La decisión de Sophie y casi 20 años más tarde, en 2012, por La dama de hierro. ¿Que si no tenemos ninguna foto de Katharine recogiendo su premio? Pues no, porque a pesar de ser la más premiada, no fue a recoger ninguno de sus cuatro galardones. Sólo pisó el escenario una vez, pero fue para entregar un premio.

katharine-hepburn-actriz-mas-premiada

6. La actriz más escueta ganó el Oscar por 6 minutos de película

Son premios como estos los que hacen honor a eso de que vale mucho más la calidad que la cantidad. La actriz Beatrice Straight ganó el Oscar a la mejor actriz de reparto por su trabajo en Network, un mundo implacable. Una película de 1976 dirigida por Sidney Lumet en la que aparecía (¡atención al dato!) durante seis minutos de los 127 que duraba el film. Ni uno más, ni uno menos.

No ha sido la única. Hace algo menos la actriz Judi Dench obtuvo el mismo premio por sus ocho minutos estelares en Shakespeare in love.

oscar-beatrice-straight-oscar-menos-tiempo

judi-dench-oscar-menos-tiempo

7. En los Oscars también hay empates

Los Oscars no dejan de otorgarse mediante el voto de los miembros de la academia y, a veces, eso del empate técnico puede darse. Ha sucedido en varias ocasiones, pero sólo dos de ellas sucedieron con las categorías más sonadas.

El primer empate de la historia del Oscars se dio en 1932, cuando les fueron entregadas sendas estatuillas al mejor actor a Fredric March, por Dr. Jekyll y Mr. Hyde y a Wallace Beery, por El Campeón. En realidad, en la votación March recibió un voto de más que Beery, pero por entonces la Academia y sus normas consideraban como un empate un margen tan pequeño. El otro empate famoso sí que fue empate técnico. Tuvo lugar en 1968 y sus protagonistas fueron Barbara Streisand y Katharine Hepburn por Funny Girl y El león en invierno respectivamente.

empate-oscars-mejor-actor

8. La persona más nominada y con menos premios

Lo que son las cosas, hay un mismo premio que se da a dos personas y una misma persona a la que nunca le dan el premio. Es lo que le pasa a Kevin O’Connell. No intentes buscar su nombre en tu memoria porque es bastante probable que no tengas ni repajolera idea de quién es (a menos que estés metido a tope en el mundo profesional del cine americano) a pesar de haber estado nominado 20 veces a un Oscar. Kevin es técnico de mezclas y ha estado nominado al mejor sonido por su trabajo en películas como Top Gun, Algunos hombres buenos, Twister, La máscara del Zorro, Armageddon, Pearl Harbor, Spider-Man o Memorias de una geisha. La primera vez que fue nominado corría el año 1983, la última fue en 2007. ¡Qué injusta es la vida!

kevin-O-connell-mas-nominado

 

¿Qué? ¿Hemos saciado tu curiosidad? ¿Estás ya bien pertrechado para poder hacer comentarios sobre las anécdotas y curiosidades de los Oscars cuando la conversación lo requiera? También tenemos una colección sobre los Goya por si un día de estos la necesitas. Pero, haya pasado lo que haya pasado en estos 88 años de premios, lo importante ahora es quien gane este año. Te dejamos aquí en el enlace una quiniela para descargar y hacer apuestas y porras con tus amigos cinéfilos a ver quien se lleve el bote a casa. ¡Estas son las nuestras!

And the Oscar goes to…

quiniela-oscars-2016-apuesta

Suscríbete y no te pierdas nada


Recibe nuestra newsletter para estar al tanto de todo, todo y todo

Comenta por aquí

FacebookTwitterPinterestLinkedInWhatsApp

Cookies

Este blog emplea cookies de Google para prestar sus servicios y analizar el tráfico. Conocer más sobre la política de cookies.

ACEPTAR