8 pasos para crear tu primer fanzine

FacebookTwitterWhatsAppLinkedInPinterest

¿Te atreves a ser el editor de tu propia publicación escrita? ¿Te atreves a hablarle al mundo de tus intereses? Si la respuesta a ambas preguntas son un sí, estás en el sitio correcto en el momento oportuno.

FacebookTwitterWhatsAppLinkedInPinterest

fanzine-principal

El fanzine es un pequeño gran mundo de publicaciones caseras de corta tirada, creadas por y para aficionados de un tema en concreto. Su traducción literal al inglés sería revistas para fanáticos.

Sus orígenes están en Francia, y vino de la mano de Russ Chauvenet, en 1940. Y es que claro, ponte en su lugar, cuando todavía no existían los blogs, ni instagram, ni pinterest tuvo que encontrar la forma de dar a conocer su afición por la ciencia ficción a través de un fanzine.

Alejada de las publicaciones de los grandes medios de prensa escritos, que se ilustraban con fotos a todo color, los fanzineros no tienen muchos recursos pero si mucho que decir, así que en los primeros tiempos echaron mano de la fotocopiadora para difundir sus pequeños tesoros. Esto les permitió encontrar la forma de llegar a otras personas con los mismos intereses.

La ventaja de crear fanzines es que son sistemas de expresión libre sin ataduras, lugares propios en los que poder contar lo que uno piensa tal y cómo lo piensa. Hoy día, los medios que tenemos nos permiten crear publicaciones tan bizarras y punks cómo las de los orígenes, o tirar por una línea más estética, más profesional. Todo depende de nuestras preferencias.

Hoy nuestra intención es que te pique el gusanillo por estas curiosas publicaciones y, si tenemos suerte, que también te adentres en ellas y termines por crear la tuya propia.

1. Apasiónate

Igual que la gente peculiar no puede caerle bien a todo el mundo, las publicaciones peculiares tampoco. Por eso, el fanzine sólo busca gustar a su creador y a gente afín a él. Como mucho, a crear curiosidad por sus gustos y su afición. Es una manifestación cultural de uno mismo. Lejos de cumplir con briefings, lejos de cumplir con fechas de entrega pero, igualmente, lejos de intentar hacer dinero. El fanzine es un proyecto personal dónde dar lo mejor de ti, ser creativo y apasionarte con lo que te gusta.

Desnúdate y no te preocupes de si tu publicación gustará o no gustará a la gente, de si te sientes poco corriente o de si pareces un bicho raro. Se trata de ser tu mismo.

tematica

2. Corta, pega, pinta y colorea

Recolecta todas tus ideas, no importa si es en formato digital o físico. Escarba entre cajones y revistas viejas, diviértete coloreando, escribiendo o manchándote de pintura y pegamento. Aquí no se busca la perfección, sino la expresión de uno mismo.

collages

3. Decídete por un formato y un tipo de plegado

El clásico fanzine suele partir de unas cuantas hojas de A4 dobladas y grapadas, pero existen otras formas de estructurar tu publicación, una gran cantidad de formas de hacer plegados de papel sin gastar mucho dinero y con resultados más que aparentes. No tienes porque ser un maestro del origami, pero si quieres salirte de lo convencional te proponemos algunas ideas sencillas pero resultonas en este enlace sobre plegados.

plegado

4. Planillo, maqueta e imposición. ¡Imprescindibles!

Cuando hayas decidido el formato que va a tener tu fanzine, deberás pensar en cómo estructurarlo. Por ello necesitarás crear un planillo dónde decidas qué contenido va a aparecer en cada página. Seguramente te sea muy útil crear una maqueta dónde ver claramente el formato, las páginas que va a tener y cómo queda el plegado que has decidido. Esta maqueta te va a servir para numerar las páginas y poder crear una imposición correcta, para cuando lo imprimas o lo fotocopies todas estén numeradas y situadas correctamente.

imposicion

5. Autoedita, elige tus medios y tus técnicas.

En el mundo del fanzine existe mucha controversia, puristas que dicen que sólo el fanzine fotocopiado merece ser llamado fanzine, otros que piensan que el formato digital no hace daño a nadie… En nuestra opinión, la técnica de impresión no es tan importante cómo el contenido. El fanzine busca comunicar tu idea de forma ‘casera’ y barata, llevar la posibilidad de expresarse en una publicación a todo el mundo. Hoy día, teniendo los medios y sabiendo usarlos, podemos aprovechar la tecnología para crear nuestro fanzine aportando mayor diversidad y siendo tan creativos cómo podamos

Si lo haces con un Mac o con un rotulador, con tu cámara digital o con collages de revistas, o si lo editas en photoshop o simplemente lo escaneas; crea tu Fanzine y exprésate ¡Eso es lo realmente importante!

fanzine-laura-asmus-gute-nacht

6. Imprimiendo…

¡Ahora toca materializar tu proyecto! Si decidiste trabajar en digital deberás imprimirlo, y si has estado trabajando de forma manual sólo tendrás que hacer fotocopias de tu trabajo. Después deberás encuadernarlo, plegarlo, graparlo… todo depende del formato que hayas elegido.

Una buena recomendación es que elijas bien los papeles en los que vas a imprimir. Al ser proyectos de bajo coste, lo normal es utilizar papeles de colores o especiales e imprimir a una tinta. Busca la forma más creativa para que tu proyecto luzca.

fanzines-diy-idea

7. Ponle precio (o no)

Recuerda que este es un proyecto de amor y pasión, de rebelarte contigo mismo y plasmar en unos trozos de papel tus ideas. Por eso el fanzine debe estar al alcance de todos, porque es un medio de comunicación libre por el cual no deberían pagarse precios desorbitados y, mucho menos, si lo que tu fanzine pretende es hacer llegar a todo el mundo tus ideas. Por ello normalmente los autores suelen estimar el precio del fanzine para que cubra los costes de impresión y así poder editar el siguiente numero. Tu intención no debe ser hacerte rico con esto, sino disfrutarlo.

fanzines1

8. Llena tu mente de ideas

Existen fanzineros que únicamente crean sus fanzines para deleitarse consigo mismos o plasmar ideas en paple, pero si tu intención es distribuirlo puedes probar a venderlo en tiendas de confianza o incluso en algunas ciudades existen tiendas dispuestas a vender fanzines. Si vives alejado de la sociedad siempre puedes apostar por vender online por ejemplo a través de Etsy.

Puesto que el mundo del fanzine es, cómo ya hemos, dicho un pequeño gran mundo. Así que, como con todos los hobbys, al final se crean grandes comunidades de aficionados no ya sólo con los mismos intereses, sino con gusto por el propio fanzine. Así que, si tu mente está ya llena de ideas pero quieres seguir indagando en este insólito mundo del fanzine antes de lanzarte a crear, te recomendamos que veas el documental Grapas y/o que veas el vídeo de aquí abajo, dónde seguro que aclaras las pocas dudas que te queden a cerca de los fanzines.

Si antes de leer el post no sabías nada sobre los fanzines o creías que sólo era un producto pasajero del pasado, ya has podido comprobar que todavía existe una enorme cultura a su alrededor. ¡Esperamos que a ti también te pique el gusanillo y dentro de unas semanas nos enseñes tu propio fanzine!

Suscríbete y no te pierdas nada


Recibe nuestra newsletter para estar al tanto de todo, todo y todo

Comenta por aquí

FacebookTwitterPinterestLinkedInWhatsApp

Cookies

Este blog emplea cookies de Google para prestar sus servicios y analizar el tráfico. Conocer más sobre la política de cookies.

ACEPTAR